un medicamento parcialmente tóxico publicitado para la covid-diecinueve por una nota de prensa

El inconveniente de la toxicidad de la colchicina

El primordial inconveniente de la colchicina es su perfil de seguridad, que da sitio a un estrecho margen terapéutico. En dos mil diez, la AEMPS ya emitió una nota informativa tras percibir notificaciones de casos de intoxicación con este medicamento. En ella se señalaba que, debido a dicho margen estrecho, la colchicina es un medicamento muy tóxico.

A dosis bajas (0,5 mg/día), los acontecimientos desfavorables más frecuentes observados son de tipo gastrointestinal, como diarrea y náuseas. De este modo lo muestra el nuevo estudio, con una tasa de diarrea del trece con siete  por ciento . Asimismo se han observado, en diferentes estudios, otros acontecimientos desfavorables graves como una mayor incidencia de infección (dos con dos  por ciento  vs. uno con seis  por ciento en el conjunto placebo) y neumonía (0,9  por ciento  vs. 0,4  por ciento en el conjunto placebo).

La colchicina está desaconsejada en pacientes con nosología nefrítico, por el peligro de acumulación y toxicidad. Su empleo al lado de muchos otros fármacos está desaconsejado por el elevado peligro de interactúes farmacológicas. Es el caso de medicamentos que inhiben algunos enzimas hepáticos (CYP3A4) y los inhibidores de la glicoproteína P. En estas circunstancias, el empleo simultáneo puede elevar los niveles plasmáticos de la colchicina, lo que facilita su toxicidad.

A la lista de combinaciones peligrosas hay que incorporar ciertos antibióticos de empleo común, como la claritromicina y la eritromicina; antifúngicos, como el ketoconazol, itraconazol, fluconazol; antivirales, como el indinavir, atazanavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir, amprenavir, fosamprenavir; otros medicamentos, como el diltiazem, la ciclosporina y el verapamilo; e inclusive el jugo de pomelo y otros cítricos amargos. En estos casos hay que proceder con el reajuste de la dosis de colchicina.

En el caso de intoxicación o bien sobredosificación, la dosis mortal puede fluctuar entre 0,5-0,8 mg/kg de peso y los síntomas pueden tardar horas en manifestarse, con lo que aquellos pacientes que han ingerido una sobredosis de colchicina requieren una inmediata evaluación médica.

Estos cuadros se caracterizan, en un inicio, por la aparición de síntomas gastrointestinales (diarrea, náuseas, vómitos y dolor abdominal), el desarrollo siguiente de un fallo multiorgánico, con hipotensión, shock cardiogénico, distrés respiratorio, insuficiencia nefrítico, daño hepático, afectación del sistema nervioso, hipocalcemia y eliminación medular, con una elevada morbimortalidad. Por último, en una tercera fase, si el paciente se recobra, pueden aparecer leucocitosis de rebote, estomatitis y caída del pelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *