un chute de azúcar no te pone de buen humor

Los autores del trabajo son estudiosos de diferentes universidades de Alemania y del reino Unido, y han llevado a cabo un meta-análisis con datos de treinta y uno estudios independientes de los que, en conjunto, se consiguieron resultados de mil doscientos cincuenta y nueve participantes.

“La idea de que el azúcar nos pone de buen humor está muy extendida en la cultura popular, y además de esto miles y miles de personas de todo el planeta consumen bebidas azucaradas para sostenerse alarma o bien combatir la fatiga”, ha explicado Konstantinos Mantantzis, de la Universidad Humboldt de Berlín y líder de la investigación. No obstante, los resultados fueron tajantes: el consumo de hidratos de carbono no mejora el estado anímico, y este efecto es independiente de la cantidad consumida y del género de actividades que efectuaban los voluntarios tras su ingesta. “Nuestros descubrimientos hacen manifiesto que esas leyendas urbanas no tienen fundamento. En cualquier caso, el consumo de azúcar, con el tiempo, seguramente te va a hacer sentir peor”, concluye el estudioso.

El azúcar, epidemia global

Los efectos negativos del exceso de azúcar en nuestra dieta son de más conocidos. Caries bucal, incremento del peligro de diabetes, obesidad, hipertensión arterial… las recomendaciones de la OMS señalan que, en la población adulta, el consumo de azúcares libres no debe exceder el diez por ciento de las calorías cada día. Y si no superamos el cinco por ciento , mejor que mejor. Esto, en una dieta normal de unas dos mil calorías, equivale a unas 6 cucharas de postre. Una cantidad que, de media, es extensamente excedida por los ciudadanos de los países desarrollados (no olvidemos que el que agregamos al café no es el único azúcar libre que consumimos, y que este se halla, por servirnos de un ejemplo, en muchas comidas procesadas, en la miel y en los jugos de fruta).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *