tres géneros de tratamiento para la pérdida de pelo en hombres

Tratamiento de causas concretas

Caso de que la calvicie no se deba a una herencia genética, se va a deber solventar el inconveniente que causa esta caída de pelo.

Posiblemente se deba a algún tratamiento concreto que tenga como efecto secundario la caída de pelo, en tal caso, tras preguntar con su médico, se podría alterar o interrumpir dicho tratamiento. No olvidemos que ciertos tratamientos contra el cáncer tienen como efecto secundario la pérdida de pelo, en semejantes casos no es conveniente interrumpir el tratamiento.

Otras veces, la calvicie asimismo puede deberse a trastornos hormonales, déficits de minerales, o exceso de vitamina liposolubre A, por lo que solventando estas perturbaciones podría solventarse el inconveniente.

Cuando la pérdida de pelo se debe a pérdida del pelo areata (pérdida de pelo en parches redondeados e irregulares),o el  lupus eritematoso cutáneo, liquen plano pilar o caída del pelo fibrosante (géneros de pérdida del pelo cicatricial), acostumbra a ser tratado con corticoesteroides inyectados en la piel o aplicados de forma tópica en el cuero capilar.

Tratamiento farmacológico

A veces, la calvicie se puede tratar con medicamentos de forma eficiente.

El minoxidilo es un fármaco que frecuentemente se emplea para el tratamiento de la hipertensión. Tras ser usado con este fin, se descubrió que, como efecto secundario, provocaba un desarrollo excesivo del pelo, por lo que apareció como opción emplearlo en el tratamiento local de la calvicie masculina. El uso de minoxidil no solo puede prevenir la pérdida de pelo, sino más bien asimismo acrecentar su desarrollo si se usa apropiadamente (se aplica en el cuero capilar un par de veces al día).

Entre los efectos secundarios del minoxidil se hallan la irritación de la piel, el enrojecimiento, el picor, la aparición de  escamas amarillas o blancas en el cuero capilar, dermatitis alérgica de contacto y desarrollo excesivo de vello en el cuerpo (incluyendo la cara).

La finasterida es otro de los medicamentos que se usa en el tratamiento de la calvicie masculina. En un caso así se trata de un medicamento creado originalmente para el cáncer de próstata, mas asimismo se probó que frenaba la caída del pelo y fomentaba su desarrollo, por lo que se empezó a emplear para tal fin.

Entre los efectos secundarios de la finasteride se hallan la minoración de la líbido, el incremento del tamaño de  las mamas y cierta disfunción eréctil, aparte de reducir los niveles de PSA (antígeno prostático concreto), lo que puede complicar la detección de cáncer de próstata.

Hay otros tratamientos alternativos, como la terapia con láser de bajo nivel, o la inyección de plasma autólogo rico en plaquetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.