¿Todavía no tienes fibra óptica en casa? ¡Te estás perdiendo todo esto!

La fibra óptica supuso toda una revolución en las telecomunicaciones. Muchos usuarios estuvimos expectantes de que, por fin, pudiéramos hacer el cambio de ADSL a Fibra Óptica.

En sus orígenes, tan solo era posible contratar la fibra óptica con un par de compañías (si teníamos suerte). Por fortuna, ahora tenemos una gran cantidad de empresas que comercializan este tipo de tecnología. Incluso podemos encontrar una combinación de tarifas fibra y móvil para integrar todos nuestros gastos de telecomunicaciones en la misma factura.

¿Aún no tienes fibra óptica en tu hogar? Eso es porque, probablemente, todavía no conoces sus principales beneficios. Sigue leyendo para descubrirlos:

Ventajas de la fibra óptica: razones para hacer el cambio

Más velocidad

La principal razón para hacer el cambio a la fibra óptica la tenemos en la velocidad.

Partamos de la base de los límites teóricos del ADSL. Estas líneas no podían superar los 100 MB/s. Sin embargo, la mayoría de las compañías no eran capaces de garantizar una velocidad mínima, de ahí que las ofertas se comercializaban con la letra pequeña de Hasta X MB/s).

Con la fibra óptica nos encontramos con que el máximo de velocidad que se puede alcanzar está sobre los 10 GB/s. Es cierto que todavía estamos lejos de llegar a estas velocidades (alguna que otra compañía ofrece un máximo de 1 GB/s, pero suele ser una opción cara y limitada a ciertas zonas específicas).

En cualquier caso, el cambio de ADSL a Fibra Óptica nos permite llegar hasta a una velocidad de 10 veces más, como mínimo.

Mayor estabilidad

Aquellos que hemos tenido ADSL durante muchos años sabemos que la velocidad que nos indicaba la compañía y la que nos llegaba realmente podría ser muy diferente. Una de las razones de esta diferencia de valores lo teníamos en las interferencias.

Por desgracia, al ADSL le afectan mucho las interferencias que puedan existir. Ciertas ondas de la casa (como las que emiten algunos aparatos como los microondas), podrían afectar al flujo de transferencia de datos, incluso podría cortarlo por completo.

En cambio, la fibra óptica funciona a través de un sistema de cableado con luz. Es mucho menos susceptible a las interferencias. De esta manera, o te llega Internet o no te llega, pero no hay un punto intermedio que pueda afectar a la calidad de tu línea.

Nos ayuda a disfrutar más de la experiencia

No importa si usas la línea para jugar online, o para disfrutar viendo las series y películas que te propone Netflix, HBO o Disney+. En cualquier caso, con la fibra óptica se consigue una latencia más reducida, por lo que podemos disfrutar de contenidos en tiempo real sin que nada ni nadie pueda afectar a nuestra experiencia.

Nada más hacer el cambio de ADSL a Fibra Óptica notarás el cambio y te preguntarás por qué no lo has hecho antes.

Ahora que ya conoces las principales ventajas de la fibra óptica, te recomendamos comparar para elegir la tarifa que más te convenga. Y piensa si quieres integrar también la línea del móvil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *