Teoría de campo de Lewin

Por muchos años el conductismo fue la teoría empleada por los sicólogos para explicar el comportamiento del humano ante ciertas situaciones. Dicha teoría plantea que la conducta es una reacción ocasionada por determinados estímulos; no obstante, esta teoría dejaba por fuera muchos aspectos de la conciencia humana.

Fue Kurt Lewin, quien difería de la teoría del conductismo, quien propongo una nueva, y que prosigue formando una parte de las bases de la sicología. La teoría de campo de Lewin se centra en la manera interacción de cada individuo con el entorno que lo rodea.

Además de esto, establece que son 2 los factores que influyen en la conducta del humano. ¿Cuáles son estos factores? ¿Es posible aplicar esta teoría al campo empresarial?

En el artículo encontrarás:

Teoría de campo de Lewin

Ya antes de comprender la teoría de campo es necesario comprender 2 términos importantes:

Se refiere a ciertos aspectos como lo que percibe y lo que motiva al individuo en su ambiente en un instante determinado.

Asimismo llamado entorno conductual se refiere a la percepción o bien interpretación del individuo de su ambiente.

Ahora bien, Lewin establece que el comportamiento del individuo depende, en gran forma de 2 factores fundamentales:

  • El comportamiento del individuo procede de los elementos totales que son parte de su ambiente en un instante determinado.
  • Cada acontecimiento que sucede en un instante determinado se relacionan entre si y forman el entorno sicológico del individuo.

Además de esto, Lewin asevera que la conducta de las personas se orienta al cumplimiento de un fin o bien una meta, siendo esto el aspecto más significativo. Dichas pretensiones están influidas por el campo o bien ambiente, y el entorno sicológico o bien percepción del individuo.

En consecuencia, conforme esta teoría no debe analizarse al individuo y su ambiente como 2 unidades separadas; en su sitio, debe estudiarse su interacción y la manera en la que los dos pueden impactarse entre sí.

Para resumir, conforme Lewin, la conducta de un individuo depende del conjunto de sucesos actuales y de su percepción de ellos y de su ambiente. A esto se le conoce como el “campo de fuerza psicológico”, que es un proceso de cambio que va desde un evento inicial hasta uno final.

En el entorno sicológico, cada elemento puede tener un valor positivo o bien negativo, conforme los resultados del proceso de cambio. Esto es, el valor va a ser positivo cuando las personas, objetos y situaciones implicadas permiten la satisfacción de las necesidades actuales del individuo.

Al contrario, va a ser negativo cuando todo el conjunto de elementos cause o bien pueda ocasionar algún género de daño en el individuo.

El sicólogo asimismo establece que un vector o bien fuerza tiene la capacidad de producir un movimiento en cierta dirección. Esto es, puede atraer o bien, por contra, repeler al individuo de determinada persona, objeto o bien situación.

Todo el enunciado puede resumirse con la próxima fórmula:

C=f(P,M)

Esta fórmula establece que la conducta (C) es la función (f) de la interacción del individuo o bien persona (P) con su ambiente (M). Lewin además de esto establece que la persona es un ente establecido conforme la genética y las peculiaridades que ha incorporado a través del aprendizaje.

Por consiguiente, 2 personas pueden percibir un mismo objeto o bien situación de forma diferente, pues su entorno sicológico es diferente.

La teoría de campo aplicada al campo empresarial

Teniendo presente que una de las partes esenciales de las compañías, son sus trabajadores, o sea, personas, suena lógico aplicar la teoría de Lewin. ¿Por qué razón puede aplicarse?

Así sea por los avances en tecnología o bien por situaciones que escapan del control empresarial, como una pandemia, ocurren cambios en la forma de trabajar. Estos cambios pueden impactar de forma positiva o bien negativa en todos y cada uno de ellos de los individuos que hacen vida en ella.

La teoría de campo establece que los factores que son parte del entorno de un individuo tiene gran repercusión en su conducta. Además de esto, los objetivos o bien metas de un conjunto de persona o bien individuo asimismo son parte esencial del comportamiento.

Por lo tanto, cuando se generen cambios en la compañía, si bien estos no sean planeados, resulta necesario que los encargados tengan claros los objetivos. Así se puede establecer la dirección en la que deben apuntar los sacrificios, dejando que el impacto sea positivo en las personas a su cargo.

Además de esto, va a deber identificarse meridianamente qué fuerzas son impulsoras y cuáles son restringentes; una vez identificadas se va a poder aprovechar las primeras y disminuir al mínimo las segundas con la intención de lograr los objetivos planteados.

En este último punto es esencial tener en cuenta la opinión de cada individuo que es parte del conjunto de trabajo; una forma eficiente de hacerlo es por medio de una lluvia de ideas (brainstorming).

Cuando se determinan todos y cada uno de los factores, pueden tomarse medidas a fin de que el cambio que encara la compañía sea positivo. De esta forma se alcanzarán los objetivos, lo que como se traduce en progreso en la organización.

Fuentes y referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *