¿Somos más infecciosos con la variación delta si bien estemos vacunados?

La acumulación de un cierto número de mutaciones produce una variación, a la que llamamos cepa cuando estos cambios afectan al comportamiento del virus.

Variación delta, la más transmisible de momento

En este caso en el artículo, la variación delta (B.1.617.2) nos lleva acompañando (cuando menos) desde diciembre de dos mil veinte. Ya se ha transformado en dominante en numerosos países en los últimos meses. En verdad, representa más del noventa y seis con cinco por ciento de los últimos casos diagnosticados en España.

La veloz y extensa expansión de esta cepa sugiere que es más transmisible que la variación alfa (estirpe B.1.1.7). Su éxito semeja deberse a una replicación rapidísima y a la generación de una carga viral 1 cero veces mayor. De esta manera se reduciría de manera notable el tiempo de incubación preciso para trasmitirse.

¿Provoca más gravedad de la enfermedad?

No obstante, aún no existe suficiente patentiza para aseverar que esta cepa sea más patogénica. Recordemos, por una parte, que esta variación supuso un incremento en la probabilidad de hospitalización en el R. Unido.

Mas por otra parte, la información libre en los servicios de salud pública de Inglaterra (PHE, Public Health England) sugería que el índice de fatalidad por caso (CFR) de esta variación era inferior al de la variación alfa.

No obstante, estas comparaciones entre variaciones son complejas y seguramente inapropiadas. Con independencia de su genética, las variaciones se expanden en instantes muy, muy diferentes de la pandemia.

Además de esto, existen múltiples factores en juego, como la saturación del sistema sanitario, el estado de vacunación y la edad de las personas inficionadas, lo que hace que sea verdaderamente bastante difícil encararlas.

De qué forma reacciona la vacuna frente a la variación delta

Ahora más del setenta por ciento de la población de España tiene la pauta completa de vacunación. De ahí que, cabe preguntarse si estas vacunas todavía nos prosiguen resguardando en frente de la variación delta o bien si, tal como se ha llegado a elucubrar, somos más infecciosos pese a estar vacunados.

Para solucionar este discute, debemos primero distinguir entre resguardarnos de ser inficionados y resguardarnos de padecer una nosología grave.

Sabíamos que, cuando delta no era la variación dominante, las vacunas autorizadas hasta el instante habían sido muy eficientes para prevenir nosologías graves, ingresos hospitalarios y fallecimientos.

Mas ahora, una investigación concluye que la eficiencia vacunal de AstraZeneca en frente de nosologías graves ocasionadas por delta es del sesenta y siete por ciento (setenta y cuatro con cinco por ciento en frente de alfa), al tiempo que la de Pfizer estaría en torno al ochenta y ocho por ciento , (noventa y cuatro por ciento en frente de alfa).

Otro estudio efectuado en Suráfrica señala que la vacuna Janssen de Johnson & Johnson tiene una eficiencia del setenta y uno por ciento en frente de hospitalizaciones con la variación delta.

Sin embargo, esta eficiencia vacunal se reduce de forma notable si la pauta de vacunación no es completa. Con esto, el nivel de protección en frente de nosología leve asimismo es algo inferior con la variación delta.

¿A quién resguarda la vacuna?

Asimismo sabemos que estar vacunado no impide que nos inficionemos con el virus. Por consiguiente, estas vacunas no detienen la transmisión. En verdad, conforme anunció la CDC, la carga viral (medida como cantidad de material genético del virus por PCR tras hisopado nasofaríngeo) era idéntica en vacunados y no vacunados inficionados con esta variación.

Este estudio hizo saltar las alarmas por el hecho de que con esta información, los vacunados inficionados, asintomáticos habitualmente, deberían extremar las medidas de prevención para eludir la transmisión. Deberían proseguirse actuando, en suma, tal y como si no estuvieran vacunados, con todo cuanto ello supone.

Tras la revisión de estos estudios, daba la sensación de que estas vacunan solo funcionaban como un “cinturón de seguridad”. O sea, reducían los daños si padecíamos un accidente mas no evitaban que padeciésemos dicho accidente (inficionarnos y trasmitir la variación delta del virus a otras personas).

No somos más infecciosos con la variación delta

No obstante, ahora tenemos múltiples patentizas de que las vacunas no solo ofrecen protección personal. La primera procede de una investigación en el que se corrobora que los vacunados tenían exactamente la misma cantidad de material genético que los no vacunados, mas solo a lo largo de los 5 primeros días tras la aparición de síntomas. Desde ese instante, la carga viral se reduce considerablemente más veloz en individuos vacunados.

Mas determinar la carga viral como cantidad de material genético del virus no es la forma más precisa de determinar la cantidad de virus viable y con capacidad infecciosa.

De ahí que, al emplear muestras de personas inficionadas mayoritariamente con la variación delta y efectuar ensayos de infección de cultivos de células, se ha probado que la capacidad infecciosa del virus es mucho menor si la persona estaba anteriormente vacunada (con Pfizer o bien Johnson & Johnson).

Para finalizar, otro estudio ha confirmado que el periodo de diseminación de virus infeccioso (determinado asimismo a través de infección de células en un cultivo) se redujo significativamente en los individuos vacunados en comparación con los no vacunados, en un caso así cuando alfa era la variación dominante.

En suma, estos estudios, que deben pasar el proceso de revisión por pares (esto es, no son aún terminantes), sugieren que las personas inficionadas con la variación delta (o bien con la variación alfa) transmiten menos virus infecciosos y lo hacen a lo largo de un periodo más corto si han recibido la vacuna, si bien su capacidad de trasmitir el virus no sea nula. Con lo que, por el momento, se aconseja que prosigan las reglas que previenen la transmisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *