¿Se puede superar el temor a fallecer?

Mas volviendo al temor más concreto de la tanatofobia, esto es, del propio fallecimiento, acostumbra a producirse, como otras fobias, por algún evento traumático sufrido en la niñez o por un temor infantil no tratado a tiempo y que acaba por desembocar en una fobia. Esta condición puede producir accesos de pánico, con lo que los tratamientos pueden llegar a incluir fármacos para supervisar la ansiedad. A veces existen asimismo múltiples manifestaciones físicas ocasionadas por la tanatofobia, como boca seca, insomnio, ataques de ansiedad, palpitaciones y temblores. Los temblores, en general, empiezan en las manos; entonces pueden repetirse en capítulos intermitentes que aumentan gradualmente en frecuencia y severidad a lo largo del tiempo.

Para superar la tanatofobia se puede asistir a un especialista. Las terapias contrastadas más eficaces utilizan estrategias para detener los pensamientos intrusivos, relajarse y centrar la psique en el presente parando la continua anticipación. Mas hay métodos todavía más revolucionarios. El día de hoy se están aplicando técnicas de realidad virtual para tratar este trastorno. Este año, Mel Slater, estudioso ICREA del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Sicológico de la Universidad de Barna, ha publicado una investigación en el que aplica la realidad virtual de forma terapéutica.

Consiste en hacer sentir a los perjudicados que un cuerpo virtual es el suyo real. Después se les solicita que se «salgan de su cuerpo» y se observen desde arriba, o sea, que tengan una experiencia artificial de viaje extracorporal. Los resultados muestran que el procedimiento sirve para perder una gran parte del temor a la muerte. Conforme Slater, se debe a que la experiencia deja vivir a fondo la sensación de supervivencia alén del cuerpo físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *