romper el silencio es una parte de la solución

Probablemente es pues al abordar este problema médico pública se encara a la sociedad contra un espéculo, en el que se refleja una imagen en la que no sale muy favorecida. Por el hecho de que sería un factor de protección frente al suicidio contribuir a la construcción de una sociedad más colaborativa, más empática, más solidaria, más inclusiva y con mayor cohesión social. Una sociedad en la que mostremos una moral de convivencia diferente.  Y eso es durísimo de aceptar, especialmente si ahora no se hace nada. Planteo tomar parte, como sociedad y también individualmente, a favor de la prevención del suicidio. Atrevernos a mirarnos de frente en ese espéculo y romper barreras y silencios, prejuicios  y estigmas.

Vamos por el buen camino

España está en el buen camino, son cada vez más las CCAA que se aúnan a la resolución vanguardista que la Comunidad Valenciana adoptó en dos mil diecisiete con la preparación del plan de prevención y manejo de la conducta suicida. Además de esto el propio Ministerio de sanidad, consumo y bienestar social trabaja desde el campo de la salud mental.  Mas no hay más tiempo que perder.  Hay que remover obstáculos de todo género que impiden incorporar fórmulas de prevención del suicidio. Personalmente podemos implicarnos hablando del suicidio, ayudando a la visibilización del inconveniente. Como sociedad, desde las instituciones se puede apostar por políticas de cohesión y justicia social. Aparte de poner a predisposición de la ciudadanía recursos concretos  y dotar  de fondos presupuestarios. Mas no solo es cuestión de presupuesto,  la transformación que se precisa, pasa por trabajar en red, trabajar de forma conjunta y de forma multidisciplinar entre profesionales sanitarios y no sanitarios. Un trabajo que debe liderar sanidad, mas en el que  asimismo están con fuerza implicadas las áreas de educación, bienestar social, empleo, justicia, urbanismo, transporte… y los medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *