¿Quiénes son los predecesores de la calidad?

Los predecesores de la calidad se le agradecerá para siempre a múltiples personas que contribuyeron al paso de los años a desarrollar poco a poco más lo que era la Administración de la Calidad Total. No obstante, el auténtico y primordial padre, el que empezó con todo fue W. Edwards Deming.

Aunque la Administración de Calidad Total es un término parcialmente nuevo, ha existido alguna forma de sistema de control de calidad desde el principio de la revolución industrial y el nacimiento de los procesos de fabricación modernos a lo largo del siglo XVIII. En los principios del control de calidad, puede haber una persona que inspeccionaba cada producto fabricado conforme se completaba y, si el inspector lo aprobaba, se consideraba suficientemente bueno para presentarlo al usuario.

Conforme pasaba el tiempo y las compañías medraban, asimismo aumentaba la responsabilidad de inspeccionar el producto terminado para asegurar que fuera de calidad y lo que el cliente del servicio aguardaba. Las cosas avanzaron de manera rápida y pronto sería preciso un conjunto y después un departamento que se dedicaría a inspeccionar los productos terminados antes que fuesen mandados fuera de la factoría.

Conforme las cosas prosiguieron evolucionando y los productos se volvieron más complejos y complejos, brotó la necesidad de inspectores de calidad capacitados. Estos inspectores crearían procesos para asegurarse de saber precisamente de qué forma se inspeccionaría cada producto y de qué manera decidirían si era suficientemente bueno para venderlo al usuario.

En el artículo encontrarás:

El progreso que ha tenido el control de calidad

Conforme pasó el tiempo y el control de calidad empezó a especializarse, empezaron a surgir inconvenientes comunes con los sistemas de control de calidad. Estos habían de ser resueltos por los dueños de la compañía o bien la alta dirección. Ciertos inconvenientes incluyeron:

  • Los inconvenientes técnicos empezaron a surgir con los productos y sin personal calificado ocasionaron inconvenientes.
  • Los inspectores debían percibir capacitación. Esto, sumado al costo total, frecuentemente no se tuvo presente.
  • A los inspectores a veces se les puede solicitar que aprueben un producto marginal para cumplir con un plazo.
  • De manera frecuente, los inspectores calificados saldrían del control de calidad y absolutamente nadie estaría allá para sustituirlos.

Para hacer en frente de muchos de los inconvenientes que comenzaron a aparecer, comenzó a tomar forma una nueva función de administración separada: el control de calidad. Dirigido por un inspector senior que era responsable de la función de control de calidad, la formación y el control general de la calidad del producto en la compañía, nació el departamento de control de calidad.

El control de calidad se renueva

No fue hasta la década de mil novecientos veinte que se consiguieron grandes avances en la evolución del control de calidad en el momento en que un estadístico y también ingeniero llamado Walter A. Shewhart empezó a compendiar datos y desarrollar estadísticas para crear gráficos simples relacionados con el control de calidad. A fines de la década de mil novecientos cuarenta, se generó otro cambio esencial en el momento en que un hombre llamado W. Edwards Deming usó las teorías desarrolladas por Shewhart y creó un sistema llamado Control de proceso estadístico o bien SPC.

A lo largo de la década de mil novecientos cincuenta, las compañías niponas empezaron a emplear prácticas de administración de la calidad en muchas de sus plantas de fabricación. Pronto se transformaron en los líder de hecho en lo relativo a la administración de la calidad y otros sistemas de mejora del proceso de fabricación.

La evolución de la Administración de la Calidad Total

A lo largo de la primera conferencia internacional de administración de la calidad en mil novecientos sesenta y nueve, Feigenbaum usaría por vez primera la oración Administración de la calidad total. Feigenbaum, no obstante, no alcanzaría la profundidad de entendimiento del término que lo haría el asistente y orador nipón, Ishikawa. Ishikawa señalaría a lo largo de la conferencia que la TQM debería aplicarse a todos y cada uno de los empleados en la organización, desde los trabajadores hasta la gerencia primordial.

No obstante, la cultura occidental pronto se pondría al día. En la década de mil novecientos ochenta, la cultura occidental se percataría del éxito de el país nipón y empezaría a establecer y adherirse a pautas superiores de Administración de la calidad total. Ahora, no obstante, no estaba claro exactamente en qué consistía precisamente TQM.

En mil novecientos sesenta y nueve, en una conferencia mundial, el término «Calidad total» fue acuñado por vez primera por especialistas nipones en calidad. A fines de la década de mil novecientos setenta, la mayor parte de las factorías de el país nipón ya usaban sistemas de administración de calidad total (TQM). No obstante, no fue hasta la década de mil novecientos ochenta que E.U. se subió al tren de TQM y empezó a medrar más de manera rápida. Transcurrido un tiempo, cada vez más empresas estadounidenses empezaron a ver las ventajas de adoptar el sistema TQM.

En mil novecientos ochenta y siete, la Organización Internacional de Normalización (ISO) desarrolló un estándar para la administración de la calidad llamado ISO nueve mil. Este estándar ahora es usado de forma exitosa por muchas organizaciones en el mundo entero y es extensamente admitido como el «estándar de oro» de la administración de la calidad. Entrando en el siglo veintiuno, ahora hay un nuevo marco empresarial emergente que gana terreno, singularmente en Europa llamado «Excelencia empresarial» o bien sencillamente «Excelencia».

Conforme las prácticas de administración, la tecnología y los negocios prosigan evolucionando, asimismo lo van a hacer los procesos de calidad para sostenerse al día con todos y cada uno de los cambios.

Marcos de administración de calidad de clase mundial

Los sistemas de administración de la calidad ofrecen una gama completa de marcos de administración de la calidad de clase mundial, auditorías, formación y soluciones de software QMS a las organizaciones que desean acrecentar la satisfacción del cliente del servicio, conseguir una mayor consistencia en los productos y servicios de entrega, producir rentabilidad y prosperar la reputación.

Si quiere conseguir más información sobre nuestros sistemas de administración de calidad y de qué manera podemos asistirlo a desarrollar procesos de clase mundial, comuníquese con nosotros el día de hoy mismo.

En la actualidad, empresas de todo el planeta compiten por los cientos y cientos de premios a la excelencia que se dan. No obstante, el propósito de la administración de la calidad prosigue siendo exactamente el mismo que ha sido, durante la historia, para asegurar que los clientes del servicio reciban un producto genial y de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *