¿Quién fue el primer turista espacial?

El magnate de Norteamérica Dennis Tito soñaba desde siempre y en todo momento con viajar al espacio. En el año dos mil uno, y tras múltiples intentos frustrados, este millonario que había trabajado como ingeniero de la NASA hizo realidad su deSeo y pasó una semana en la Estación Espacial Internacional.

Dennis Tito se transformó en el primer turista espacial de la historia y, además de esto, en la segunda persona con más edad en viajar al espacio, en tanto que en aquel instante tenía sesenta años. Para cumplir su sueño, Tito pagó la apabullante cantidad de veinte millones de dólares estadounidenses a la Agencia Federal Rusa, que asimismo facilitó el camino del magnate al espacio al suprimir las presiones de la NASA, que se oponía al viaje al considerarlo “un capricho excéntrico”.

Semeja que el deseado viaje espacial no fue suficiente para el millonario, que en dos mil trece creó la organización Inspiration Mars Foundation, con la pretensión de hacer una misión a Marte en dos mil dieciocho o bien, como data límite, en dos mil veintiuno. La pretensión de Tito era aprovechar un inusual alineamiento entre la Tierra y el planeta colorado, que dejaría efectuar el viaje en menos tiempo del frecuente. No obstante, este plan semeja estar parado o bien resultar imposible de momento. La compañía SpaceX, propiedad de Elon Musk, asimismo se ha impuesto dicho objetivo para dos mil veinticuatro y la NASA, por orden de Donald Trump, pretende lograrlo en dos mil treinta.

Dennis Tito fue el primero en abrir esta nueva era de turismo espacial. Otros 7 millonarios, entre aquéllos que se hallan Mark Shuttleworth o bien Anousheh Ansari, la primera mujer turista que viajó al espacio, prosiguieron su ejemplo y cumplieron el sueño de acercarse un tanto más a las estrellas. Hoy día, numerosas empresas están procurando transformar la proeza de Tito en una alternativa comercial común y accesible para las clases altas de la sociedad. SpaceX, Blue Origin, Virgin Galactic o bien Orion Span son los grandes nombres que se escuchan para logar esta meta y los costes rondarían los doscientos dólares estadounidenses solo por la reserva. El viaje completo iría entre los nueve y los cincuenta y cinco millones de dólares estadounidenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *