¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Aparte de sostener el ritmo respiratorio, hay que eludir empujar al hacer los ejercicios de Kegel. Otro fallo común es contraer simultáneamente ciertos músculos que rodean el suelo pélvico como por poner un ejemplo los glúteos o bien el abdomen.

Géneros de ejercicios de Kegel

Una vez controlados los ejercicios, se pueden poner en práctica distintas series. Por ejemplo: empezar haciendo contracciones y relajaciones consecutivas y veloces a lo largo de 5 minutos. Después, hacer otra serie de ejercicios de Kegel que consistan en contraer, soportar la contracción a lo largo de 5 segundos y después relajar. Otro trabajo puede ser el llamado “el ascensor: ir incrementando progresiva y de manera consciente la contracción y después relajar poco a poco, controlando en todo instante el grado de contracción o bien relajación.

Es esencial reposar entre los ejercicios.

¿Quién debe hacer los ejercicios de Kegel?

Existen instantes puntuales en la vida de una mujer en los que los ejercicios de Kegel son obligatorios: el embarazo, el parto y la menopausia. No obstante, ejercitar y sostener un buen tono de suelo pélvico es conveniente para todos, asimismo para los hombres, en tanto que previene inconvenientes de incontinencia, prolapsos y afecciones relacionadas con la próstata.

Fuente: ensuelofirme.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *