qué sabemos sobre los nuevos casos

En las últimas semanas se han identificado brotes en humanos de la viruela del macaco, o viruela del mono, una infección provocada por un virus. Si bien se ignora su procedencia precisa, es un virus conocido y se pueden tomar cautelas para eludir que se extienda entre la población.

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono, mejor llamada como la viruela del macaco, es una enfermedad ocasionada por un virus de la familia Poxviridae, el Orthopoxvirus. Este virus es similar al virus que causa la viruela en humanos (Variola) y la viruela bóvida. En esta familia de virus asimismo hallamos el Vaccinia virus que fue usado para crear la vacuna contra la viruela, merced a su semejante.

Como todos estos virus, el virus de la viruela del mono (“Monkeypox” en inglés) presenta unas peculiaridades afines, tanto en su estructura como en los síntomas que produce. Este virus es zoonótico, lo que desea decir que su reservorio natural es en animales.

Entre los animales más habituales hallamos ratas, ardillas y otros roedores, si bien el primordial reservorio aún no se ha identificado. No obstante, este virus tiene la capacidad de inficionar monos y humanos mediante un contacto directo con estos animales.

El primer caso de viruela del mono fue identificado en mil novecientos cincuenta y ocho en colonias de monos donde se practicaba la investigación. Años después, en mil novecientos setenta, se halló el primer caso de esta viruela en humanos, en la República Democrática del Congo.

Hasta la data, se han documentado múltiples brotes de esta enfermedad en diferentes unas partes del planeta, si bien el foco más alarmante siempre y en toda circunstancia se ha mantenido en África. En ciertas zonas de este continente, los casos están en desarrollo en las últimas décadas, llegando a presentar una preocupación sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.