¿Qué probabilidad hay de que pierdan mi maleta en un aeropuerto?

Aunque esta reacción es normal por todas y cada una de las cosas que acarrea perder una maleta (presentar la reclamación, adquirir ropa nueva, perder tiempo en nuestras vacaciones…), es esencial apuntar que la probabilidad de que esto ocurra es bastante baja. Conforme el informe de la compañía SITA, Société Internationale de Télécommunications Aéronautiques, en el año dos mil diecinueve de cada 1 cero maletas facturadas, solo cinco,6 no fueron entregadas apropiadamente a sus pasajeros. Además de esto, de todas y cada una estas maletas, el setenta y cinco por ciento fueron por último entregadas a sus dueños con retraso, el veinte por ciento padecieron daños o bien golpes y solo el cinco por ciento se perdieron claramente.

Diferencias entre continentes

No obstante, la probabilidad de perder la maleta no es igual en todos los modelos de vuelo. De esta forma, los recorridos en el continente europeo son los que peores cifras registran, con una probabilidad veinte por ciento más elevada de perder la maleta que si el recorrido se genera en Norteamérica. Esta diferencia aumenta cuando hacemos la comparación con Asia donde la probabilidad de perder el equipaje es 4 veces más baja que en Europa.

Por otra parte, la probabilidad de que tu maleta se pierda aumenta sensiblemente si efectúas un vuelo con escalas, puesto que un cuarenta y cinco por ciento del total de las maletas mal entregadas en el año dos mil diecinueve tuvo como motivo un incorrecto traslado de la maleta a lo largo de la escala.

Un reto cada vez mayor para los aeropuertos

Si las maletas se pierden, es exactamente pues el manejo de exactamente las mismas no es una labor simple. Además de esto, el desarrollo experimentado por tráfico aéreo mundial, duplicándose en los últimos quince años y alcanzando un total de cuatro quinientos millones de pasajeros en dos mil diecinueve, ha traído consigo un incremento creciente del número de maletas, lo que supone un reto cada vez mayor para los aeropuertos y aerolíneas.

En el caso del aeropuerto de la capital española, el de mayor tráfico aéreo nacional con más de sesenta y uno millones de pasajeros en dos mil diecinueve, el manejo de las maletas se efectúa mediante 2 sistemas automatizados de tratamiento de equipajes, más conocidos por sus iniciales SATE. Estos 2 sistemas cuentan con un total de ciento treinta y cinco quilómetros de cintas transportadoras, de forma que si las pusiéramos todas y cada una seguidas on line recta podríamos cubrir la distancia que apartan las urbes de Valencia y Alicante. Este sistema dispone de cintas transportadoras de gran velocidad para poder salvar la distancias largas en un tiempo razonable, alcanzando una velocidad de treinta y seis quilómetros por hora.

Pese a la dificultad técnica, compañías aéreas y aeropuertos trabajan de forma conjunta para progresar el tratamiento del equipaje estableciendo protocolos poco a poco más detallados a lo largo de todo el recorrido de la maleta desde el mostrador de facturación hasta el momento en que llega al pasajero en la cinta de equipaje. Estas medidas han tenido como resultado una mejora del setenta por ciento del proceso en los últimos doce años.

Qué hacer si tu maleta se pierde

Si tu maleta se pierde pese a todos y cada uno de los sacrificios efectuados por los diferentes agentes, es fundamental que sepas cuáles son tus derechos y de qué forma y en qué momento debes presentar la reclamación.

Lo más esencial es que frente a una pérdida, retraso o bien daño de una maleta facturada asistas de forma inmediata al mostrador de la aerolínea para rellenar un impreso llamado Una parte de Irregularidad de Equipaje (P.I.R.). Además de esto, deberás presentar una reclamación formal en unos plazos específicos: máximo de siete días para daños en el equipaje y veintiuno días para maletas entregadas con retraso. Caso de que algún objeto de tu equipaje haya sido robado es preciso que presentes la demanda en una comisaría de policía.

Si pasados veintiuno días la maleta no aparece, esta se considerará como perdida y vas a tener derecho a una indemnización máxima de en torno a 1 trescientos setenta euros. En el caso de retraso, la indemnización se reduce y cambiará dependiendo del tiempo de retraso teniendo como objetivo cubrir los artículos de primera necesidad con lo que es esencial que guardes todos y cada uno de los recibos de aquello que hayas necesitado adquirir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *