¿Qué diferencia hay entre pederasta y pederasta?

A los adultos que sienten una atracción sexual, violan, explotan e inclusive matan a pequeños y personas menores se les acostumbra a calificar de forma indistinta de pederastas o bien pederastas. No obstante, los dos términos proceden de conceptos helenos diferentes y no habrían de ser empleados como sinónimos.

La palabra ‘pedofilia’ procede del heleno páis, un substantivo que se aplicaba solamente a los varones de trece y diecinueve años, esto es, entre la nubilidad – el comienzo de la edad reproductiva – y la adolescencia. A este término se le agrega filia, que se traduciría como amistad, amor o bien aprecio espiritual. En la Vieja Grecia, era una práctica común que los púberes tuviesen relaciones íntimas con sus enseñantes para fomentar los nudos entre los dos y a esto es a lo que se llamaba pederastia. Los pederastas, o bien paidófilos conforme ciertos helenistas, son aquellos que agradan anímicamente de jóvenes; aquellos que se sienten atraídos por personas de mucha menos edad. Ciertos lingüistas aseveran que aquellas personas que sienten atracción sexual cara pequeños y pequeñas podrían calificarse como ‘paidionófilos’, que serían aquellos que aman anímicamente a los pequeños.

Por contra, el palabra pederasta procede de eraõ (querer con pasión) y paídes (plural de páis) y hace referencia a los hombres que desean sexualmente a adolescentes masculinos. La primordial diferencia que se ha ido remarcando a lo largo de los últimos años es que un pederasta siente una atracción por personas jóvenes mas no tiene porqué llegar a desembocar en una acción específica o bien consumación de tales deSeos. Por otra parte, un pederasta siente exactamente la misma atracción que el pederasta mas en un caso así sí que desemboca en un abuso sexual.

Al paso que la pederastia se define como una parafilia, un género de trastorno sexual caracterizado por fantasías recurrentes, la pedofilia es, aparte de la propia parafilia, una práctica delictiva derivada de ella que provoca graves repercusiones en el desarrollo sicológico, social y sexual de la víctima. Generalmente, todos y cada uno de los pederastas son pederastas mas no todos y cada uno de los pederastas tienen porqué ser pederastas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *