¿Qué afirma la nariz de tu sexualidad?

Desde tiempos viejos, existe en el imaginario popular la idea de que el tamaño de la nariz guarda relación con el del pene. Grandes narices como las de Julio César han sido asociadas a sexualidades desbocadas. Aun en tiempos modernos, Freud, por servirnos de un ejemplo, charló de la sanación de neurosis de origen sexual a través de la cauterización de la nariz. Si bien en nuestros días la ciencia no secunda ninguna de esas ideas, la creencia perdura.

La verdad es que diferentes estudios han probado que la nariz influye de forma directa en la sexualidad de las personas, desde la elección de pareja hasta la capacidad de advertir las emociones; aun hasta el punto de que el sentido del olfato puede determinar el número de encuentro sexuales. Una investigación publicada en la gaceta Biological Psychology sugiere que los hombres dotados de peor sentido olfativo tienen asimismo menos encuentros carnales. Conforme los sicólogos de la Universidad de Dresde autores del estudio, se debe a que su mala nariz les hace sentirse inseguros en el momento de advertir señales eróticas. Las personas que «nacen sin ningún sentido del olfato, lo que lleva por nombre anosmia innata, reflejan una mayor inseguridad», especifican los estudiosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *