¿Puedes ir a la prisión por espiar el móvil de tu pareja?

Sí, ser condenado a cárcel es una posibilidad real en estos casos. Y no solo por espiar el móvil, la tablet, el e-mail, el PC o bien culaquier dispositivo de tu pareja, sino más bien asimismo el de un empleado, el de un amigo, el de un familiar e inclusive, salvo en ciertas y inusuales circunstancias, el de tu hijo menor. Se trata de un acto delictivo para nuestro ordenamiento jurídico. El Código Penal de España castiga el descubrimiento y la revelación de secretos como un delito contra la amedrentad, basado en el derecho constitucional a la inviolabilidad de las comunicaciones y a conservar la amedrentad personal. La pena impuesta a consecuencia de esta conducta puede fluctuar entre uno y 4 años de cárcel. Y la cosa no queda ahí. Al espiar un móvil extraño pueden cometerse, además de esto, otros delitos simultáneamente; por servirnos de un ejemplo, contra la integridad. El Título VII, Libro II del Código Penal (artículos ciento setenta y tres a ciento setenta y siete) describe una serie de delitos que se identifican por resguardar la dignidad humana, entendida como el derecho de toda persona a no ser sometida a tratos inhumanos o bien degradantes, en concordancia con lo previsto en el artículo quince de la Constitución De España, en el que se garantiza el derecho de todos a la integridad física y ética y a la libertad personal. Ni tan siquiera una supuesta finalidad de aportar determinadas pruebas a un proceso protege esta conducta de espiar la amedrentad, puesto que los derechos esenciales solo pueden ser limitados por un juez en el ejercicio de sus funciones, en el marco de una investigación y con las debidas garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *