Procedimiento Canvas o bien Plan de Negocios, ¿Cuál escoger?

Procedimiento Canvas o bien Plan de negocios, ¿Cuál seleccionar?

Si como emprendedor aún no te has hecho esta pregunta, no aguardes a que te llegue el instante para conocer la contestación. Pues has de saber que durante tu emprendimiento podrías precisar apoyarte en alguna de estas herramientas. El inconveniente se presenta cuando no sabes exactamente en qué etapa de tu emprendimiento debes emplear una o bien otra.

¿Te agradaría saber en qué momento debes aplicar cada una de estas herramientas para sacarle el mayor provecho?

Entonces te recomiendo leer el próximo artículo, por el hecho de que más que explicarte detalladamente su funcionamiento, entenderás la lógica que hay tras cada una. De esta forma mismo vas a poder determinar en qué momento debes escoger Procedimiento Canvas o bien Plan de negocios en tu emprendimiento.

Diferencia entre un emprendimiento y una importante empresa

Una de las causas del descalabro de muchos emprendedores es que piensan que un emprendimiento es «una versión pequeña de una enorme empresa».

Esta clase de emprendedores generalmente empieza sus emprendimientos dando por hecho que conoce bien las necesidades de sus clientes del servicio y que tienen un modelo de negocio de forma perfecta definido.

Alimentados por toda clase se suposiciones, estos emprendedores hacen muchos análisis y cálculos sobre el potencial de su emprendimiento. Por norma general estos análisis van acompañados de un enorme optimismo, con lo que de entrada la idea de negocio semeja ser realmente triunfante y deciden realizarla.

Mas, cuando salen al mercado, la realidad les prueba algo muy distinto: el producto no tiene la receptividad que aguardaban, los gastos se salen de control, el modelo de negocio no acaba de encajar, las ventas no son lo que se había proyectado y toda la planificación realizada anteriormente se ha vuelto inútil.

En cambio, en una importante empresa esta clase de planificación es considerablemente más fiable por el hecho de que está fundamentada en datos logrados de un «modelo de negocio conocido». Una compañía tiene un modelo de negocio conocido cuando ha conseguido amoldarse al mercado y puede producir valor haciendo  exactamente las mismas cosas día a día.

Esta es la diferencia esencial que muchos emprendedores ignoran y por la que fracasan en sus emprendimientos. Mas si aún no lo tienes clarísimo, veamos un caso de lo que te acabo de explicar.

Ejemplo

Andrés y Paco son 2 empleados de una esencial factoría de helados llamada Helados Rizo. Paco es Ingeniero de Comestibles y sabe muy todo el proceso de producción de helados. Al tiempo que Andrés es Administrador de Empresas y conoce realmente bien el negocio.

Andrés y Paco

Un día decidieron retirarse de la factoría y unir fuerzas para emprender su negocio de helados. Tenían todo cuanto necesitaban: el conocimiento para fabricar buenos helados, las habilidades para gerenciar exitosamente este género de negocios y el capital para financiar el proyecto. Llamaron a su factoría Helados Fabrizio.

Factoría de Helados Fabrizio

¿Si la factoría donde trabajamos tiene tanto éxito, por qué razón no podríamos proseguirse haciendo lo mismo mas en nuestra factoría y lograr el éxito? Fue la primera hipótesis en la que se fundamentaron Paco y Andrés para tomar la resolución de emprender.

Sobre esta hipótesis llegaron muchas más:

Paco conoce con perfección el proceso de fabricación de los helados pudiendo igualar en calidad a Helados Rizo. Por tal razón sus helados tendrían exactamente la misma receptividad por la parte de los clientes del servicio.

Andrés conserva buenísimos contactos con muchas heladerías y los primordiales distribuidores de materia prima del país. Conque buscar clientes del servicio y cosechar una relación con distribuidores no sería un inconveniente, con lo que las primeras ventas y el suministro de materia prima asimismo estarían garantizadas.

El Plan de negocios

Después de muchos análisis, estimaciones y proyecciones basadas en su experiencia en Helados Rizo, Paco y Andrés redactaron un plan de negocios con todos y cada uno de los detalles. Estaban seguros que no quedaba ninguna variable sin valorar, y que a corto plazo su factoría de helados rendiría sus frutos.

Arrendaron un local industrial, adquirieron las maquinarias, adecuaron instalaciones, dividieron departamentos, contrataron personal, permisologías, pólizas de seguro, entre otros muchos gastos. Lo cierto es que no escatimaron en gastos. Y no era para menos, puesto que conforme el plan de negocios, el éxito estaba asegurado.

La realidad del mercado

Cuando Paco y Andrés inauguraron su factoría, se hallaron con una realidad muy diferente a la planteada en su plan de negocios.

La Realidad del Mercado

Primeramente, para abaratar costos y poder igualar los costes de su competencia, debieron adquirir un enorme stock de materia prima. El inconveniente fue que la rotación del inventario no era suficientemente veloz para restituir un nuevo stock ya antes que el precedente se venciese, y debieron desechar una parte.

Examinaron de nuevo su plan de negocios y determinaron que la causa del inconveniente era que no estaban cumpliendo con las proyecciones en ventas. De hecho, si no hay ventas, no hay rotación de inventario y si no hay rotación, el stock libre supera el tiempo de almacenaje tolerado.

Para estimular las ventas, debían bajar los costos bajo los de Helados Rizo, pues los clientes del servicio no estarían prestos a mudar un distribuidor fiable por uno que apenas sale al mercado sin cuando menos tener un buen incentivo.

La forma de bajar los costos era bajando los costos de la materia prima y para ello debieron mudar de distribuidor. Este cambio dejó acrecentar las ventas pues muchos de los clientes del servicio de la competencia se sintieron atraídos por los bajos costos. No obstante,  el éxito duró poquísimo por el hecho de que la calidad de los productos no era exactamente la misma, haciendo que los clientes del servicio retornaran de nuevo a la competencia.

Auxiliar a estos inconvenientes, se presentaron inconvenientes de liquidez pues no tenían ingresos estables. La competencia renovó en nuevos sabores con lo que los suyos eran alejados. El personal se quejaba de los bajos sueldos y de que debían hacer labores diferentes a sus funciones y la compañía que hacía el transporte no atendió más esa senda.

La compañía se había vuelto un caos y nada de esto estaba previsto en el plan de negocios. Y como ya no disponían de fondos para hacer en frente de tantos imprevisibles, debieron cerrar por año.

Ciertas reflexiones sobre el modelo Canvas

Como pudiste ver, opinar que se conoce el mercado y también invertir todo cuanto se tiene de una vez es una resolución errada. Y cuando se está en la etapa de la puesta en marcha de la compañía, el plan de negocios resulta ser un documento la mayor parte de las veces inútil.

Esta historia es más habitual de lo que crees. Incontables emprendedores fracasan cada día por meditar que un emprendimiento es una destacada empresa en pequeña escala y en consecuencia su manejo es afín.

Examinando el caso de nuestro ejemplo, ¿Cuál sería la causa del descalabro de la factoría de helados de Paco y Andrés?

La causa fue que Paco y Andrés supusieron que conocían realmente bien su modelo de negocio y lo basaron sobre un plan de negocios basado en hipótesis. Esto, sumado a una enorme carga de optimismo, hicieron que lo expusieran todo desde el comienzo.

Lo que ignoraban Paco y Andrés, era que la factoría para la que trabajaban tenia éxito pues su plan de negocios estaba fundamentado en datos reales, más no en suposiciones. Por poner un ejemplo, si deseaban querer el nivel de ingresos del próximo año para planear el presupuesto de compras, ya contaban con un largo historial de las ventas que les dejaba hacer proyecciones fiables.

En cambio, Paco y Andrés fundamentaron sus proyecciones de ingresos en la idea de que si igualaban la calidad de sus productos a los de la competencia, podían satisfacer una parte de una demanda insatisfecha. Hicieron ciertos cálculos y proyectaron sus ingresos. Sobre estos cálculos se fundamentaron para adquirir el alto volumen de inventario.

¿Qué podemos aprender de esta experiencia?

Paco y Andrés jamás debieron exponerlo todo desde el primero de los días basados solo en las hipótesis que tenían sobre el mercado. En vez de ello, debieron arrancar con el negocio mínimo viable y en la media que iban verificando sus hipótesis, ir haciendo nuevas inversiones hasta lograr un modelo de negocio escalable y repetible.

Un caso de lo que te digo sería que en vez de la factoría, Paco y Andrés hubieran comprado solo la maquinaria más indispensable para generar un pequeño volumen de helados. En vez de arrendar un local industrial, hubieran instalado su pequeña factoría en la cochera de una de sus casas. Entonces, en vez de muchos clientes del servicio, se hubieran concentrado en 4 o bien 5 en concreto. Y finalmente, en vez de abonar empleados, su pequeño negocio hubiera sido atendido por ellos mismos.

Pequeña  factoría en una cochera

En el momento en que hubieran aprendido a manejar su pequeño negocio, entonces procurarían nuevos clientes del servicio, arrendarían un local, adquirirían nuevas maquinarias para acrecentar la producción y hasta contratarían dos empleados. De esta manera, en la medida que vayan sorteando las contrariedades del mercado, irían medrando hasta lograr un negocio de mayor escala.

Esta hubiera sido para Paco y Andrés una forma más inteligente de sacar adelante su factoría de helados. Pues les hubiera tolerado revisar sus hipótesis sobre el mercado de forma paulatina y de esta manera aumentar al máximo la eficacia en el empleo de los recursos.

Entonces, en el momento en que su factoría hubiera alcanzado una etapa de funcionamiento estable, entonces ya contaría con muchos de los datos para nutrir un plan de negocios más ceñido a la realidad. Lo que les hubiera sido más útil para planear mejor su estrategia de desarrollo.

Esta forma de planear el desarrollo es tan polivalente, que  aun hubiera tolerado a Paco y a Andrés delinear un modelo de negocio diferente. Quizá se hubieran dado cuenta que en lugar de vender a heladerías, era más rentable vender a supermercados o bien montar su red de heladerías y de esta manera tener 2 áreas de negocios.

Este proceso de delinear nuestro modelo de negocio a través de la comprobación de hipótesis se puede hacer a través de un procedimiento llamado Procedimiento Canvas.  Y cuando nuestro emprendimiento haya alcanzado un modelo de negocio escalable y repetible, entonces nos podemos respaldar en un Plan de Negocios.

Veamos exactamente en qué consiste cada uno de ellos.

Procedimiento Canvas

La primera herramienta de la que te quiero charlar es el Procedimiento Canvas. Asimismo lo puedes localizar como Cuadro del Modelo de Negocio. Esta herramienta no es más que un formato como el que ves en la imagen. En conjunto, estos módulos representan la estructura básica precisa que requiere un emprendimiento para salir al mercado.

Su primordial virtud se encuentra en que puedes salir al mercado con una versión muy básica de tu negocio. Entonces, en la medida que vas testando tu producto, iras haciendo las adaptaciones precisas hasta lograr un modelo de negocio recurrente y escalable. De este modo maximizas la eficacia en el uso de los recursos a lo largo del proceso de adaptación al mercado.

Se acostumbra a meditar que esta herramienta es aplicable solo para start-ups. O sea, para empresas de nuevas tecnologías o bien relacionadas con la innovación. Mas la realidad es que es cada vez más usual su empleo por todo género de negocios. Con lo que si tu emprendimiento no está relacionado directamente con una nueva tecnología o bien la creación de algún producto renovador despreocúpate, por el hecho de que de igual forma esta herramienta te puede ser realmente útil.

Si deseas conocer más a fondo sobre esta herramienta, te recomiendo leer el próximo artículo:

Plan de negocios

Por su lado, un plan de negocios es un documento que contiene información relevante de una compañía. Esencialmente contiene los objetivos de la organización, las estrategias para alcanzarlos y la inversión requerida para financiarlos.

Un plan de negocios es la integración de los próximos planes empresariales:

Análisis de la industria.Plan Estratégico.Plan de Marketing.Plan Comercial.Plan Financiero.Plan de Recursos humanos.

Los planes de negocios son requeridos tanto por la administración interna de la compañía, como por bancos y también inversores con el objetivo de valorar la aptitud de proyecto de inversión.

Si deseas conocer más sobre los planes de negocio, te recomiendo leer el próximo artículo:

Estimado lector, espero que hayas comprendido bien la lógica que hay tras el empleo de cada una de las herramientas que hemos repasado. Por el hecho de que como has visto, más que explicar de qué forma marcha cada una, la idea con este artículo es que  sepas por qué razón debes usarlas y en qué momento debes hacerlo.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *