¿Por qué razón tenemos temor a volar?

Abraza tu temor


Cuando el temor empiece a medrar, en vez de distanciarlo, empieza por admitirlo. El temor inicial con frecuencia es mucho menos severo y más simple de aliviar que el pozo de terror siguiente, aseveran los especialistas.

Jonathan Bricker, sicólogo de la Universidad de Washington en Seattle, explica que la ansiedad tiende a empeorar conforme procuramos deshacernos de ella.


Una investigación de dos mil diecisiete publicado en la gaceta
Journal of Personality and Social Psychology. asimismo concluyó que las personas que admiten sus emociones negativas tienen menos probabilidades de desarrollar trastornos del estado anímico como la ansiedad y la depresión.

Respira

Cuando sientas que la ansiedad empieza a consolidarse debes tomar medidas inmediatamente para eludir que se intensifique. Primero, puede actuar de manera directa sobre los síntomas fisiológicos, como el pulso acelerado y la respiración superficial. Una forma de hacerlo es aprendiendo ciertos ejercicios de respiración consciente. Hay que prestar atención a la respiración.

La Asociación de Ansiedad y Depresión asevera que la desensibilización es un paso vital para superar cualquier miedo persistente, con lo que resaltan que debemos «valorar cada vuelo», en tanto que nos deja efectuar una rutina de vuelo que no justifique sentir ansiedad alguna.

Sencillamente debemos rememorar que superar cualquier miedo, es un proceso largo y trabajoso, y que va a haber instantes buenos y malos. Goza lo bueno y no permitas que lo malo te lleve de vuelta al punto de inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *