¿Por qué razón los viejos egipcios estaban ofuscados con los gatos?

Relevancia en la cultura egipcia

Una gran parte de esta devoción se debe a que los viejos egipcios creían que sus dioses y gobernantes tenían cualidades felinas. De esta forma, estimaban que eran unos animales protectores, fieles y cariñosos mas que al tiempo podían ser independientes y fieros.

Estos rasgos tan particulares, a ojos de los viejos egipcios, hacían que los felinos fuesen animales dignos de atención, motivo por el que comenzaron a edificar esculturas felinas. Una de las estatuas más populares es la Gran Esfinge de Giza, un monumento de setenta y tres metros de largo que tiene cara de hombre y cuerpo de león. Además, la diosa Sakhmet fue representada con la cabeza de un león sobre el cuerpo de una mujer. Otra diosa, Bastet, de forma frecuente se la representaba como un león o bien un gato, y los viejos egipcios estimaban que los gatos eran sagrados para ella.

Por otra parte, posiblemente los gatos asimismo fuesen admirados por su habilidad para apresar ratones y víboras. En verdad, conforme la Universidad College de la ciudad de Londres, los viejos egipcios adoraban tanto a los gatos que apodaban a sus hijos con el nombre de los felinos, incluyendo el nombre femenino ‘Mitt’ que significaba ‘gato’.

Además de esto, si bien no está claro cuando aparecieron los primeros gatos amaestrados en Egipto, conforme la gaceta Live Science diferentes arqueólogos han encontrado funerales de gatos que datan del tres ochocientos a. de C..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *