¿Por qué razón hay tantas moscas en verano? ¿Por qué razón no ocurre igual en invierno?

Puede parecer que los insectos escogen incordiarnos a lo largo del verano, no obstante, la auténtica razón de su apogeo poblacional es una interacción compleja de la lluvia de invierno, la disponibilidad de fuente de comestibles y el incremento de las temperaturas. De esta forma es, puesto que la prevalencia de las moscas ahora del año debe ver con el tiempo o bien, más particularmente, con el impacto del calor sobre los comestibles.


Los insectos son ectotérmicos o bien de «sangre fría», lo que quiere decir que la temperatura de su cuerpo depende del entorno externo. En consecuencia, en verano, un incremento de la temperatura normalmente se relaciona con un incremento en la actividad de los insectos.

Muchas especies de insectos surgen de una fase de reposo invernal en primavera y verano para empezar su etapa de vida adulta alada. Estos adultos jóvenes enormemente móviles, hambrientos y ofuscados con el sexo, son los que interaccionan con nosotros a lo largo del verano.

Cuando pensamos en el verano, imaginamos días radiantes en la playa, salidas al parque o bien al campo y barbacoas en el jardín o bien la playa. La mayor parte de las personas estima que el verano es uno de sus instantes preferidos del año, y es entendible puesto que, por norma general contamos con bastante tiempo de calidad con nuestros seres queridos, como actividades entretenidas bajo el sol. No obstante, no hay verano sin moscas. No importa a dónde vayas, hay por todos lados en estos meses calurosos. Como hemos comentado, se debe primordialmente al ciclo de reproducción de las moscas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *