¿Por qué razón hay gente que padece intolerancia a la lactosa?

Que una persona sea intolerante a la lactosa puede llevarnos a meditar que al no poder ingerir exactamente la misma cantidad de lácteos que tomaría alguien con suficiente lactosa en su organismo, podría padecer una falta de calcio. Puesto que no tiene por qué razón.

Conforme Ferrer Torres, los adultos precisamos mil mg de calcio al día. El alergólogo nos cuenta que los lácteos aportan prácticamente la mitad de esta cantidad. No obstante, hay otros comestibles no lácteos que aportan cantidades nada abominables de calcio. En verdad, pueden aportar más que la propia leche (cien mg de calcio/100g de leche). Entre ellos el especialista resalta las semillas de sésamo (setecientos mg de calcio/100g de semillas), el tofu (doscientos cincuenta mg de calcio /100g de tofu), pescados azules como boquerón, sardina o bien anchoa (doscientos cincuenta mg de calcio /100g de pescado), almendras y pistachos, verdura cocinada al vapor como espinacas, brócoli, lechuga, acelgas, perejil, y algas como wakame, y legumbres como garbanzos (ciento cincuenta mg de calcio/100g del comestible).

Por otra parte, los lácteos que se venden sin lactosa prosiguen aportando calcio, en verdad sus valores nutriciones son precisamente iguales a los de los lácteos al empleo, lo único en lo que difieren es que a los sin lactosa (sí que llevan lactosa) se les agrega lactasa para ser digeridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *