¿Por qué razón es tan costoso el atún colorado?

De año en año, en la lonja de Tokyo, el mayor mercado de pescado del planeta, se vive con gran expectación la primera subasta anual de productos marinos. Un evento que en este dos mil diecinueve ha dejado un nuevo récord a batir: la venta de un ejemplar de atún colorado de doscientos setenta y ocho kilogramos por trescientos treinta y tres con seis millones de yenes, el equivalente a cerca de dos con siete millones de euros. Tirando de calculadora, a Kiyoshi Kimura, dueño de la cadena de restoranes Sushi Zanmai –muy triunfante en Japón– y ganador de la puja, el kilogramo de pez le ha salido por unos nueve mil setecientos diez euros. Una ruina que da por buena por el hecho de que, asevera, le sirve como marketing.

En España este pescado no alcanza semejantes costos, mas es costoso a raíz de una ley económica básica: la de la oferta y demanda. Desde hace unos años, el atún colorado del Atlántico (Thunnus thynnus) se considera especie en riesgo. Su creciente éxito como sushi de mucho lujo ha mermado su población drásticamente. Se estima que, desde mil novecientos cincuenta, el número de ejemplares adultos ha caído prácticamente un ochenta y cinco por ciento en el Atlántico occidental y un sesenta y siete por ciento en el oriental. De ahí que, su pesca se somete ahora a los rigurosos controles de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, que fija cuotas de atrapas anuales. Y este racionamiento dispara su valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *