¿Por qué razón el cielo se pone colorado al atardecer?

A mayor cantidad de atmosfera, mayor dispersión

Como ya hemos citado, los colores que viajan en la luz son absorbidos por la atmosfera, mas no todos del mismo modo: cuanta mayor cantidad de energía transporte el fotón, más de manera fácil va a ser «chupado». Esto implica que las moléculas del aire atrapan el color azul con más sencillez que el color rojo; debido a esto, vemos el cielo azul. Es justo a este fenómeno a lo que llamamos dispersión de Rayleigh –en honor del británico Lord Rayleigh, premio Nobel de Física, quien fue el primero en explicar este fenómeno, en 1871–.

Ahora bien, cuando el sol se halla sobre el horizonte la cantidad de atmosfera es mayor, y mayor por consiguiente es la dispersión que padece el color azul. Como se desperdigada en todas y cada una direcciones, eso implica que a nuestro ojo va a llegar menos cantidad de color azul que de colorado, por el hecho de que este último se ve menos perjudicado –efecto que se acentúa si existen enanas partículas de polvo en la atmósfera–. La consecuencia final es que terminamos viendo el cielo colorado.

Como conclusión, cuanto más bajo esté el sol respecto al horizonte, menos azules y más colorados teñirán los cielos, en tanto que más atmosfera deberá atravesar la luz blanca. Cuando el sol se halla en el ocaso, sus rayos pasan por una cantidad de atmosfera terrestre diez veces superior a cuando se halla en el cenit.

Como mentábamos, cuantas más partículas floten en el aire, mayor dispersión de colores rojizos se genera, razón por la que las escenas más espectaculares de cielos rojizos se pueden contemplar tras la erupción de un volcán –dada la enorme cantidad de  ceniza y otros materiales que lanza a la atmósfera–. Con lo que ya sabes: si te agrada la fotografía y eres un entusiasta de los cielos anaranjados o bien rojos, ten lista la cámara y corre al aeropuerto cuando oigas en las noticias que se ha producido una erupción volcánica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *