¿Por qué razón difundir ciencia?

Difundir es lograr hacer simple lo bastante difícil y para esto es indispensable formarse en esas habilidades sociables que te dejen ser un mago de la palabra escrita y hablada, saber seleccionar las palabras precisas para trasmitir el entusiasmo y la fascinación por la ciencia. La Maestría Oficial en Comunicación Social de la Investigación Científica de la Universidad Internacional de Valencia – VIU es una ventana que viene ofertando a cientos de estudiantes internacionales la posibilidad de cumplir sus sueños de niñez de comunicar ciencia con rigor, inventiva y conocimiento.

La llegada del COVID19 ha propiciado otro gran reto en la comunicación de crisis de la ciencia. Esta materia de la Maestría en Comunicación Social de la Investigación Científica enseña la relevancia de la trasparencia frente a la interrupción del flujo sociable de toda crisis. Se hace preciso contar, contar y contar, lo bueno, lo malo, lo positivo, lo negativo y lo neutro como única forma para combatir la circulación de bulos, ‘fake news’, verdades a medias, datos no comprobados y aseveraciones alarmistas.

El COVID19 asimismo ha mostrado el apetito que existe en el público generalista por alimentarse de conocimiento científico. Todos deseamos ser capaces de comprender más y mejor, de estar al corriente de avances y descubrimientos y poder sopesar el impacto que determinado suceso puede tener en nuestras vidas. Mas a fin de que esto sea de esta forma, es esencial contar con profesionales capaces de trasladar de forma clara y atrayente estos conocimientos a un lenguaje que sea aprehensible por el público que no pertenece a la comunidad científica. De ahí que una maestría como la de VIU es tan relevante, por el hecho de que aparte de permitir a quien lo estudia prosperar en su carrera y vida, contribuye al progreso de la sociedad como conjunto.

Para ejemplarizar estas aseveraciones pensemos en lo que pasa cuando difundimos ciencia, haciendo alcanzables sus maravillas a todos quienes estén interesados. Compartir lo que más apasiona ayuda a descubrir a otras personas lo fantástica que es la ciencia. Es una forma de inspirar, motivar a las generaciones futuras de que asimismo pueden ser científicos y marcar historia. Seguramente muchos de quienes leen esto recuerden algún artículo, alguna nueva o bien un reportaje que les haya ocasionado una profunda impresión en su niñez. Aun es posible que a múltiples de ellos esa impresión se les haya transformado en una fascinación permanente que por último haya desembocado en una carrera en ciencia, una carrera, que inevitablemente concluye aportando al saber colectivo que hace prosperar nuestras sociedades. Tal es el poder de las palabras en el momento de movilizar el conocimiento y los sucesos.

Para acabar, retomo otra vez a Carl Sagan: “Vivimos en una sociedad absolutamente dependiente de la ciencia y la tecnología, en la que prácticamente absolutamente nadie sabe nada sobre la ciencia o bien la tecnología”. Ser divulgador científico es un reto grande, da vértigo, requiere dedicación y esmero, mas con ilusión, disciplina y capacitación todo se alcanza. De “locos cuerdos” como depende. ¡Te lanzo el guante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *