No es exactamente lo mismo tener quistes ováricos que síndrome de ovario poliquístico (SOP)

¿Cuáles son los signos y síntomas del síndrome de ovario poliquístico?

Como comentábamos, los síntomas más usuales del síndrome de ovario poliquístico son la irregularidad de los ciclos menstruales o falta de periodos de manera directa por anovulación, la aparición de vello no deseado en el cuerpo (en especial en la cara, el pecho, la espalda y el abdomen), pérdida del pelo androgénica (un género de calvicie usual en varones), el adelgazamiento del pelo y el acne.

Otros posibles síntomas asociados, más inespecíficos, son los cambios de humor, las zonas oscurecidas de la piel en el cuello, bajo las mamas y en la axila, los papilomas cutáneos, la obesidad (eminentemente alrededor del vientre) y el dolor pélvico. Por último, si bien no siempre y en todo momento, en la ecografía pueden observarse ovarios grandes con quistes o folículos.

¿Cuáles son las causas del SOP?

La causa latente del síndrome de ovario poliquístico aún no está clara, si bien sí conocemos que tiene una predisposición genética. Si tu madre o tu hermana tienen SOP, tienes mayor peligro de sufrirlo.

Como vamos viendo, el SOP es un síndrome muy heterogéneo y, aparte de los signos y síntomas citados, sabemos que se halla habitualmente asociado con perturbaciones metabólicas. O sea, las mujeres con resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión arterial, obesidad, entre otros muchos, son más propensas a desarrollar el SOP.

¿De qué forma se diagnostica el SOP?

Tu médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria o tu ginecólogo te van a preguntar sobre los síntomas, el tiempo que llevas enfrentándote a ellos, de qué forma han perjudicado a su modo de vida y tu historial médico anterior, si existiera. Aparte de la exploración física pertinente y el escrutinio de tu historial médico anterior, el diagnóstico requiere cumplir dos de tres criterios (criterios de Rotterdam):

  • Síntomas clínicos de hiperandrogenismo (acne, hirsutismo,…) y/o metódicos (elevación de testosterona, androstendiona, DHEA-S, cociente LH/FSH >2).
  • Oligo/anovulación.
  • Descubrimiento de ovarios poliquísticos en ecografía, con un número mínimo de folículos y/o ovarios de manera notable aumentados de tamaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.