No comer hidratos de carbono puede tener efectos secundarios

Los efectos secundarios que se generan más habitualmente cuando se reduce de forma áspera el consumo de hidratos de carbono, como, por poner un ejemplo, si se comienza a continuar la tan cacareada dieta cetogénica o bien keto, son: mal aliento, estreñimiento, cefalea y calambres. No obstante, hay otras consecuencias, quizás no tan conocidas, de privar al organismo de este macronutriente. Te las contamos.

1.  Dolor estomacal y molestias digestibles

Estas molestias serían consecuencia de una pobre ingesta de fibra. Conforme un artículo publicado en el American Journal of Gastroenterology, la fibra no solo hace que te sientas harto a lo largo de más tiempo, sino asimismo ayuda a hacer la digestión y a sostener en perfectas condiciones el tracto gastrointestinal. ¿Y por qué razón charlamos de un déficit de fibra? Muy sencillo: los regímenes sin hidratos de carbono o bien bajísimas en ellos frecuentemente evitan las legumbres, las frutas y las verduras, con lo que el consumo de fibra se vuelve deficitario.

dos. Mayor peligro de enfermedad cardiaca

Conforme una investigación publicado en The Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition, prescindir de los hidratos de carbono puede acrecentar en un largo plazo el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares y arritmias. Esto no desea decir que eliminar aquellos hidratos de carbono que procedan de comida basura tipo patatas fritas, donuts, pizza y demás no sea ventajoso para la salud del corazón.

tres. Falta de potasio

Al deshacerte por completo de comestibles ricos en hidratos de carbono, posiblemente tu organismo suprima otros nutrientes ventajosos. El American Journal of Clinical Nutrition publicó una investigación en el que se vio que una minoración en la ingesta de hidratos de carbono hacía que orináramos más, proceso a través del que el organismo libera algunos nutrientes.

Cuando se reduce el consumo de hidratos de carbono se pierde potasio, un mineral clave cuyo déficit puede conllevar inconvenientes en un largo plazo como el incremento de la presión arterial y la capacitación de cálculos nefríticos.

cuatro. Desequilibrio vitamínico

Volvemos al inconveniente de suprimir frutas y verduras, que son ricas en hidratos de carbono. Conforme una investigación publicado en The Journal of the International Society of Sports Nutrition, los planes de nutrición que limitan mucho los hidratos de carbono carecen de los niveles convenientes de vitamina B7, vitamina liposoluble de tipo D, vitamina liposoluble de tipo E, cromo, yodo y molibdeno. Estos nutrientes esenciales garantizan el buen funcionamiento de los órganos y la salud, con lo que es de aguardar que se generen una serie de inconvenientes como la caída del pelo, el incremento de peso o bien la pérdida de memoria, entre otros muchos.

cinco. Sueño de poca calidad

Todo el que se haya puesto a dieta alguna vez en su vida sabe que los cambios que se experimentan no son solo físicos sino más bien asimismo mentales. Conforme una investigación publicado en Pediatrics, un modo de vida sin hidratos de carbono termina provocando un sueño de poca calidad lo que se relaciona con una función mental deficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *