N. Zelanda prohibirá la venta de tabaco a los jóvenes

Se trata de una de las restricciones o bien, mejor dicho, limitaciones, más severas del planeta contra la industria tabaquera. Un “no” definitivo al cigarro: N. Zelanda planea prohibir que los jóvenes adquieran tabaco, argumentando que el resto sacrificios para extinguir el tabaquismo llevan demasiado tiempo.

Las medidas para conseguir un país libre de humo:

  • Prohibido adquirir cigarros a todos y cada uno de los menores de catorce años o bien menos en dos mil veintisiete.
  • Asimismo van a frenar el número de minoristas autorizados para vender tabaco.
  • Solo se dejará la fabricación, importación, distribución y venta de productos de tabaco ahumado con niveles bajísimos de nicotina.
  • Reducirán los niveles de nicotina en todos y cada uno de los productos.
  • Se limitarán las medidas de diseño destinadas a progresar el atrayente y capacidad de adicción de los productos asociados al tabaco (como los cigarros electrónicos).

«Deseamos asegurarnos de que los jóvenes jamás comiencen a fumar, de forma que transformaremos en delito vender o bien proveer productos de tabaco ahumado a nuevas cohortes de jóvenes», afirmó la ministra anexa de Salud de N. Zelanda, Ayesha Verrall, en un comunicado. «Si nada cambia, van a pasar décadas hasta el momento en que las tasas de tabaquismo maoríes caigan bajo el cinco por ciento , y este gobierno no está dispuesto para dejar atrás a la gente».

Es preciso hacer más para eludir que los jóvenes comiencen a fumar y hacerlo menos adictivo y atrayente, afirmó la ministra.

Ciertas resoluciones del plan no son legislativas, como las medidas prácticas de apoyo para los fumadores, mas otras requerirán enmiendas a la legislación existente que se espera se apruebe el año próximo.

El Ministerio de Salud de N. Zelanda afirma que fumar causa uno de cada 4 cánceres y prosigue siendo la primordial causa de muerte eludible para su población de 5 millones de habitantes. El número de tiendas autorizadas para vender cigarros se reducirá drásticamente a menos de quinientos desde las ocho mil actuales, afirman las autoridades.

La propuesta, llamada Plan de acción libre de humo de Aotearoa dos mil veinticinco (Aotearoa es la denominación maorí para N. Zelanda), prevé que para el próximo dos mil veinticinco se haya reducido, a menos del cinco por ciento , el consumo de tabaco en el país. Esto va a ser una vez se apruebe como ley y ser gestionada en dos mil veintidos.

El presidente de la Asociación Médica de N. Zelanda, Alistair Humphrey, expuso que esta política sería un «instante definitivo» para la salud respiratoria. «Cuando se incorporen estas medidas, los cigarros van a dejar de ser adictivos y reducirán la cantidad de jóvenes que empiezan a fumar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.