¿Metabolismo lento? ¿Metabolismo veloz? Lo que deberías saber

Metabolismo alto y bajo – Introducción y diferencia

En lo que se refiere a los términos de “metabolismo alto” y “metabolismo bajo”, ahora es más simple entender que se trata de una tasa metabólica que podemos calcular. Esto es, algo que guarda relación con la velocidad de los procesos que, como comentábamos, está relacionada asimismo con la actividad de las enzimas que influyen sobre los procesos, entre otros muchos factores.

Atento pues si aún no te has dado cuenta, lo siguiente puede sorprenderte. Si nos fijamos en las fórmulas para el cálculo de la Tasa Metabólica Basal, a mayor sea el peso, mayor es el resultado. En consecuencia, el metabolismo aumenta con la obesidad. Esto es pues nuestro cuerpo debe trabajar más cuantas más células o procesos requerimos. Por otra parte, asimismo es verdad que muchos descubrimientos relacionan que las personas con un metabolismo alto tienen más probabilidades de perder peso y abrasar calorías que las personas con un metabolismo bajo. Tal vez este sea el motivo por el cual es más simple perder peso cuanto más peso haya por perder.

Evidentemente, hay más factores que pueden afectar a la tasa metabólica, como el peso, el sexo, la edad, la función hormonal y los niveles de actividad física.

¿De qué forma prosperar tu salud metabólica?

Exploremos ciertos conceptos centrados en la salud para saber de qué manera puedes abrasar más calorías y prosperar su metabolismo.

Tomar más agua: La deshidratación ralentiza el metabolismo, y si ya tienes un metabolismo bajo, entonces es causa de inconvenientes. Debes sostenerte bien hidratado, ya que el agua tiene un papel esencial en este sentido. El cuerpo precisa agua para procesar las calorías. El estudio prueba que las personas con un metabolismo bajo tienden a ganar más peso si toman 4 vasos de agua. Los que toman 8 vasos de agua o más tienden a abrasar más calorías y a sostener un peso saludable. Por ende, intente tomar agua más de manera frecuente, singularmente ya antes de media hora de su comida.

El poder de las proteínas: Cuando el cuerpo precisa digerir las proteínas, quema más calorías. Posiblemente tengas sobrepeso debido a la ingesta usual de hidratos de carbono refinados. En consecuencia, puedes fortalecer tu metabolismo reemplazando los hidratos de carbono por proteínas, a fin de que tu cuerpo pueda abrasar más calorías y asistirte a perder peso al momento. La carne de vacuno, el pescado, el tofu, el pavo, la carne blanca de pollo, las judías, los frutos secos, los huevos y los productos lácteos bajos en grasa son comestibles ricos en proteínas. Habrían de ser consumidos por toda persona con sobrepeso y con un metabolismo bajo.

Un tentempié inteligente: Asegúrate de no opinar el mito de comer menos o no comer nada para perder peso. Si tu metabolismo es lento, no te va a ayudar en lo más mínimo. No obstante, comer sano y en mayor cantidad puede asistirte a perder peso. El metabolismo se ralentiza cuando comes una enorme porción de bocadillos y no comes a lo largo de bastante tiempo. El metabolismo no marcha apropiadamente a lo largo de todo este tiempo. Puedes sostener tu metabolismo activo y veloz comiendo cada tres o cuatro horas en pequeñas porciones. Esto quiere decir que puedes abrasar más calorías en un día ya que el metabolismo se potencia al comer con menos duración. Así que abandona el mito de comer menos con más duración para perder peso. Trata de nutrirte de forma inteligente.

Referencias

Blundell, J. E., Caudwell, P., Gibbons, C., Hopkins, M., Naslund, E., King, N., & Finlayson, G. (dos mil doce). Role of resting metabolic rate and energy expenditure in hunger and appetite control: a new formulation. Disease models & mechanisms, 5(cinco), 608–613. https://doi.org/10.1242/dmm.009837

Calcular tasa de metabolismo basal (TMB) en adultos (dos mil veintiuno). https://www.gob.pe/14903-calcular-tasa-de-metabolismo-basal-tmb-en-adultos

‌Drotz, S. H., Sparrman, T., Nilsson, M. B., Schleucher, J., & Oquist, M. G. (dos mil diez). Both catabolic and anabolic heterotrophic microbial activity proceed in frozen soils. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 107(cuarenta y nueve), 21046–21051. https://doi.org/10.1073/pnas.1008885107

Luscombe, N. D., Noakes, M., & Clifton, P. M. (mil novecientos noventa y nueve). Diets high and low in glycemic index frente a high monounsaturated fat diets: effects on glucose and lipid metabolism in NIDDM. European journal of clinical nutrition, 53(seis), 473–478. https://doi.org/10.1038/sj.ejcn.1600779

Pontzer, H., Brown, M. H., Raichlen, D. A., Dunsworth, H., Hare, B., Walker, K., et.al. (dos mil dieciseis). Metabolic acceleration and the evolution of human brain size and life history. Nature, 533(siete mil seiscientos tres), 390–392. https://doi.org/10.1038/nature17654

Vrieze, A., Holleman, F., Zoetendal, E. G., de Vos, W. M., Hoekstra, J. B., & Nieuwdorp, M. (dos mil diez). The environment within: how gut microbiota may influence metabolism and body composition. Diabetologia, 53(cuatro), 606–613. https://doi.org/10.1007/s00125-diez-mil seiscientos sesenta y dos-siete

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.