Masajes corporales: ¿por qué valen la pena?

Los masajes corporales son uno de los tratamientos más elegidos en las clínicas, los spas o los salones cosméticos. ¿Por qué merece la pena elegir esta forma de cuidarte y qué beneficios ofrece el masaje a tu cuerpo?

Reduce la tensión muscular

La tensión muscular excesiva puede producirse, por ejemplo, como resultado de unos entrenamientos demasiado frecuentes. También puede generarla el estrés. Independientemente de la causa de las tensiones musculares, un masaje de la zona corporal afectada permitirá relajar los tejidos. Al mismo tiempo, desaparecen las dolencias asociadas a la tensión alta y mejora el bienestar general.

Relaja

El masaje corporal no solo influye positivamente en el aspecto físico, sino también en el psicológico. Al tumbarte en una camilla cómoda y dejarte en manos del especialista, te olvidas de tus problemas y de la multitud de responsabilidades. Todo el mundo debería darse este placer aunque sea de vez en cuando.

En función de lo que duren y lo complejos que sean, los masajes pueden resultar bastante caros. Por suerte, los préstamos a plazos disponibles por internet facilitan enormemente la compra de estos tratamientos relajantes.

Mejora la elasticidad de la piel

El masaje no solo estimula los músculos, sino también la capa superficial de la piel. De este modo, mejora el riesgo sanguíneo en la epidermis, lo que la vuelve más elástica. Dependiendo de la técnica de masaje, puedes notar que tu piel está más firme ya después del primer tratamiento o después de una serie completa. Una cosa es segura: la elasticidad de la piel en las zonas neurálgicas del cuerpo será perceptible y permitirá que enseñes con orgullo tus piernas y brazos en verano.

El masaje facial puede ser especialmente beneficioso para nuestro aspecto, y de hecho suele ser más eficaz que muchas cremas. Ayuda a luchar contra las bolsas bajo los ojos, y en muchas situaciones alisan las arrugas faciales más visibles.

Reduce la celulitis

Reafirmar la piel no es el único efecto beneficioso para tu belleza de los masajes corporales. También permiten acabar con los pliegues antiestéticos que se forman en la piel, conocidos popularmente como celulitis. Al estimular los tejidos afectados por la piel de naranja, es posible reducir la visibilidad de la celulitis. Para reforzar el efecto del masaje, conviene hidratarse bien. Así la piel tendrá un aspecto aún mejor.

Estimula los músculos

Los masajes corporales también son beneficiosos en casos totalmente distintos a los descritos anteriormente, es decir, cuando se produce una atrofia muscular. Las razones pueden ser diversas: una enfermedad que requiera estar tumbado, una fractura que obligue a llevar escayola o un estilo de vida muy sedentario. Con el masaje, lógicamente los músculos no se desarrollan igual que con el ejercicio. Sin embargo, se estimulan para que funcionen aunque sea ligeramente, lo cual previene su atrofia.

Como ves, los masajes corporales son extraordinariamente beneficiosos tanto para tu cuerpo como para tu mente. ¡Merece la pena ir a que te den uno de vez en cuando!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *