Los villanos más molestos de Super Mario World

No hace falta ser realmente nostálgico o bien tener muchos años para conocer las aventuras diseñadas por Nintendo de los hermanos Luigi y Mario, que tienen la misión de salvar a la princesa Peach de las garras del desalmado Bowser (gran y último boss del juego).

A lo largo de los siete minimundos en que se divide el mapa de Dinosaur Land (y otro más escondo, cuyas entradas vas a deber localizar en ciertos niveles), los esbirros de Kamek, la mano derecha de Bowser, no nos lo van a poner simple, como es natural. Los niveles de complejidad se marchan aumentando, y con él la pluralidad de oponentes que nos marchamos encontrando se amplía.

Muchas de las curiosas criaturas que pueblan Dinosaur Land están adaptadas al medio en el que viven (bosque, gruta, planeta acuático, aéreo…) y están diseñadas para hacerte la vida imposible. Ciertos son oponentes tradicionales de Mario, como Koopa (la tortuga) o bien Goomba (con forma de champiñón andante). Otros oponentes muy populares son los Boo Budies, (que, más que dar temor, son impresionantemente molestos) en todas y cada una de las casas de espectros que te marchas a localizar (hay por lo menos una en todos y cada minimundo).

Super Mario World nació en el país nipón en mil novecientos noventa (y resto del planeta, en mil novecientos noventa y uno) para acompañar al lanzamiento de la consola portátil SNES (Super Nintendo Enterteintment System). Fue producido por Shigeru Miyamoto, su música fue compuesta por Koji Kondo, y sus gráficos fueron diseñados por Shigefumi Hino. Ya en el año dos mil, una reedición de Super Mario World fue lanzada para Game Boy Advance, que además de esto incluía como complemento (minijuego) el Super Mario Bros tradicional de mil novecientos ochenta y tres.

La riqueza de este Super Mario le transforma en de los mejores juegos de la historia, (conforme la página de mario.fandom.es) puesto que sentó las bases de los juegos de plataformas siguientes con la introducción, por servirnos de un ejemplo, de la recompensa al jugador, que va a deber explorar un mismo nivel, múltiples veces si es preciso, para hallar secretos, como salidas ocultas. Además de esto, en su lanzamiento, si bien fue efectuado con exactamente el mismo sistema operativo que los precedentes juegos de Mario, fue mejorado con gráficos de dieciseis bits, aparte de un sonido en estéreo.

Veamos, ahora, ciertos contrincantes más molestos de Super Mario World.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *