Los mejores villanos de los juegos para videoconsolas

Los juegos son un soporte idóneo para contar historias. No solo ofrecen una enorme pluralidad de opciones de todo género y para todos y cada uno de los bolsillos, sino además de esto implican al jugador en la trama y, al ponerse en la piel de los personajes, le hacen vivirla más intensamente. Exactamente con esos personajes es muy habitual producir vínculos de respeto o bien cariño, mas no siempre y en toda circunstancia ocurre con los buenos. Hay casos en los que los malos de la historia toman el control.

En El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson, el creador escocés os proponía las 2 facetas que se ocultan bajo la máscara que es el humano. Puesto que bien, como somos seres complejos con diferentes caras, no es tan extraño que exista cierta atracción cara los personajes que, de normal, deberíamos rehusar. Ciertos pueden ser malos arquetípicos, personajes sin demasiados matices cuya maldad brota de su ser, mas estos son cada vez menos comunes y las escalas de grises se hacen con los villanos. Los problemas morales, las personalidades complejas y el carisma de muchos antihéroes hacen que exista la posibilidad de simpatizar, entender e inclusive desarrollar cierta simpatía por los personajes que se nos oponen en el camino.

Asimismo es preciso entender lo que supone un contrincante en un juego. Se trata de seres cuya misión es entorpecer nuestro avance, hacerlo complicado y incordiarnos. Los juegos para videoconsolas son reto y confrontación en sus vertientes y por esta razón el jugador queda más satisfecho cuando logra superar a un contrincante que se lo ha puesto verdaderamente bastante difícil. No tiene por qué razón tratarse de algún género de monstruo o bien del matón de turno, puede ser un simple reloj que baja hasta llegar a cero y nos acelera el ritmo cardiaco o bien un salto al vacío que nos hace caer y perder todo el progreso conseguido.

Así sea en la literatura, en el cine o bien aun en la música, las historias precisan enfrentamiento; un inconveniente que ha de ser solucionado y que haga avanzar la trama cara un final. Cuando ese inconveniente lo provoca un personaje complejo, con determinada firmeza y (de ser posible) que se presenta como contraposición del llamado héroe, la resolución de este se transforma en una genuina aventura. Sin villanos no hay héroes, y por este motivo rendimos homenaje a ciertos malos más malos del juego para videoconsolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *