Los diez peores accidentes aéreos de la historia

1. Los Rodeos (Tenerife)

El accidente aéreo de Los Rodeos, en la isla de Tenerife, está calificado como el más mortal de la historia. El siniestro sucedió el veintisiete de marzo de mil novecientos setenta y siete y terminó con la vida de ni más ni menos que quinientos ochenta y siete personas. En el accidente estuvieron implicados dos aviones: un KLM cuatro mil ochocientos cinco y el PAA mil setecientos treinta y seis de Pan Am. El primero se dirigía desde Ámsterdam cara el aeropuerto de Gran Canaria y el segundo venía de la ciudad de Nueva York y tenía exactamente el mismo destino.

¿Y qué hacían dos grandes aeronaves en un aeropuerto mucho menos preparado que el aeródromo de Gran Canaria? La razón fue que el de Gran Canaria estaba cerrado al haber estallado horas ya antes una bomba y haberse recibido una segunda amenaza de bomba. Los vuelos fueron redireccionados a lo largo de unas horas a aeropuertos próximos como el de los Rodeos.

Los Rodeos contaba con una sola pista para despegar, era domingo y solo había un solo operador en la torre de control. Tras la reapertura del aeropuerto de Gran Canaria, el aeroplano de la KLM recibió permiso para encender motores y desplazarse por la pista primordial. El supervisor, entonces, decidió agilizar el tema y ordenó que, en vez de tomar la pista secundaria, destinada a traslados terrestres, siguiera por la primordial sin desviarse y realizase un giro de ciento ochenta grados para aguardar la confirmación del despegue.

3 minutos después, el vuelo de Pan Am recibió instrucciones para desplazarse por la pista de despegue y abandonarla en la tercera salida a la izquierda. Debía confirmar una vez terminada la maniobra. No obstante, ese día había mucha neblina, el conduzco no vio la salida y prosiguió hasta la cuarta.

Las condiciones malas atmosféricas que complicaban la visión y la pésima coordinación con la torre de control hicieron que los dos aeroplanos chocasen en plena maniobra de despegue.

El choque generó un incendio en el aeroplano de KLM, que cayó a tierra desplazándose trescientos metros desde el sitio del impacto. El aeroplano de Pan Am asimismo se incendió, mas ciertos pasajeros pudieron salvarse.

El accidente de Los Rodeos dio sitio a que se tomaran medidas en materia de regulación y estandarización de las comunicaciones aerocomerciales internacionales. Desde ese momento todas y cada una de las torres de control y pilotos deben utilizar oraciones comunes en inglés. Los aeroplanos comenzaron a contar con sistemas para la navegación automática para días de neblina. Asimismo se resaltó en que los procedimientos de cabina habían de ser llevados a cabo tras tomar resoluciones conjuntas entre los controles y la tripulación de cabina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.