Las ventajas de ser políticamente incorrecto. ¿Cuáles son?

Charlar de una forma políticamente adecuada podría asistirnos a eludir ofender a el resto mas si lo hacemos de forma políticamente incorrecta vamos a parecer más genuinos y auténticos. Esta es la conclusión de una investigación la Escuela de Negocios Haas de la Universidad de California en Berkeley y que recoge la gaceta The Journal of Personality and Social Psychology. El estudio sugiere que el empleo de lenguaje políticamente incorrecto como charlar de inmigrantes «ilegales» en lugar de «indocumentados» hace que el orador sea apreciado como más genuino y menos influenciable por otros.


«Y también
l costo de la incorrección política es que el orador semeja menos caluroso, mas asimismo menos estratégico y más ‘real’. El resultado puede que las personas sientan menos vacilación en proseguir a líderes políticamente incorrectos pues semejan estar más comprometidos con sus opiniones», aclara Juliana Schroeder, coautora del estudio.

La investigación implicaba a unos cinco mil participantes de 9 estudios, en los que la corrección política se definía como «utilizar el lenguaje o bien el comportamiento para parecer sensibles a los sentimientos del resto, singularmente aquellos que semejan estar en desventaja social». Aparte de otras labores en los ensayos, se preguntó a todos y cada uno de los participantes sobre sus antecedentes ideológicos.

Los resultados sugieren que los liberales y conservadores tienen exactamente la misma probabilidad de ofenderse por la incorrección política; mas cambia conforme el tema: llamar a los blancos pobres «basura blanca», por poner un ejemplo, resulta más probable que ofenda a los conservadores que a los liberales.

«La incorrección política se aplica frecuentemente a conjuntos con los que los liberales tienden a sentir más simpatía, como los inmigrantes o bien las personas LGBTQ, con lo que los liberales acostumbran a verlo de manera negativa y los conservadores tienden a meditar que es genuino», afirma Michael Rosenblum, líder del estudio. «Mas descubrimos que lo opuesto puede ser cierto cuando dicho lenguaje se aplica a conjuntos por los que los conservadores sienten simpatía.

Mas la percepción de que las personas políticamente incorrectas son parcialmente bastante difíciles de convencer no semeja mantenerse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *