Las personas con pupilas grandes son más inteligentes, concluye una investigación

Primero, calcularon el tamaño promedio de la pupila de cada uno de ellos de los participantes con edades comprendidas entre los dieciocho y los treinta y cinco años, usando un dispositivo de seguimiento singular con una cámara conectada a un computador. Por norma general, la pupila contraída, tiene un tamaño de 2 a 4 milímetros -que está rodeada por el iris-y se dilata totalmente a 8 milímetros. Entonces, los participantes debieron efectuar una serie de pruebas cognitivas para valorar su capacidad para sostener la concentración y supervisar su atención siendo distraídos de manera deliberada, razonar sobre nuevos inconvenientes y rememorar nueva información. Además de esto, la luz en el laboratorio era obscura para eludir que las pupilas se contrajesen como contestación a la luz.

Para medir el diámetro de las pupilas, usaron un rastreador ocular o bien oculómetro, un instrumento que atrapa el reflejo de la luz en la pupila y la córnea a través de una cámara de alta precisión, que puede determinar dónde y de qué manera mira una persona.

Los resultados

Descubrieron que aquellos que tenían un ‘tamaño de pupila inicial más grande’ consiguieron mejores resultados en las pruebas de atención, memoria y argumento. Esto sugiere un fuerte vínculo entre el cerebro y el ojo que los estudiosos aguardan estudiar con más detalle en el futuro. A mayor edad, la pupila tendía a ser más pequeña y constreñida, mas independientemente de ella, la relación observada entre el tamaño de la pupila y las capacidades cognitivas fue exactamente la misma.

Además de esto, hallaron que el tamaño de la pupila está relacionado con una zona del cerebro famosa como locus coeruleus, ubicada en la parte superior del tallo cerebral que se extiende cara el resto del cerebro mediante conexiones neuronales. Esta zona libera una substancia química que marcha como una hormona en el cerebro orientada a procesos regulares como la percepción, la atención y la memoria, de esta manera para asistir a zonas distantes de nuestro órgano pensante a trabajar juntas para llenar labores difíciles.

Los 2 autores del estudio aseveran, no obstante, que se precisa más investigación para explorar este descubrimiento y determinar por qué razón las pupilas más grandes están particularmente asociadas con una mayor inteligencia fluida y un mejor control de la atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *