Las nueve series de cómics más vendidas de la historia

Micky Maus (>1000 millones)

Esta serie alemana de cómics cortos basados en los tradicionales personajes Disney (Mickey, Minnie, Pluto, Donald, Goofie y compañía) empezó a publicarse en el país bávaro en mil novecientos cincuenta y uno por la editorial Egmont Ehapa. Su popularidad hizo que pasara de ser una publicación mensual a una quincenal y de ahí a una semanal. Curiosamente, uno de sus instantes de mayores ventas fue en los años noventa. Desde su lanzamiento hace más de medio siglo hasta la actualidad, Micky Maus ha vendido más de mil millones de copias.

Superman (seiscientos millones)

Creado por Joe Shuster y Jerry Siegel como la personificación del sueño americano, Superman es el primer superhéroe de la historia del cómic y uno de los personajes más identificables del planeta entero. Su primer número salió en mil novecientos treinta y ocho bajo el sello de Action Comics y, poco más tarde se transformaría en un icono para la editorial DC Comics. Desde el momento en que el kritponiano Kal-El llegara a la Tierra para proteger “la verdad, la justicia y el modo de vida americano”, la serie de cómics de Superman ha venido seiscientos millones de ejemplares.

Batman (cuatrocientos sesenta millones)

El cruzado de la capa llegó un año tras el hombre de acero y lo hizo con un planeta considerablemente más obscuro y barriobajero en el que la inteligencia y olfato detectivesco de Batman se contraponían contra los poderes semidivinos de Superman. Transformado en la segunda pata de la Muy santa Trinidad de DC Comics (la que falta es Wonder Woman) Batman es uno de los personajes más queridos y fascinantes que hay en el planeta de los cómics de superhéroes tanto por sus peculiaridades como por los muy, muy grandes autores que han trabajado con él. El protector de Gotham ha vendido cuatrocientos sesenta millones de copias en el mundo entero.

One Piece (cuatrocientos cincuenta y cuatro millones)

Las alocadas aventuras de Monkey D. Luffy y la banda de Sombrero de Paja llevan enganchando a lectores desde mil novecientos noventa y siete. La conquista de ese gran tesoro pirata, el One Piece, los ha llevado a los últimos rincones conocidos del gran océano y los ha puesto ante todo género de contrincantes (y algún aliado). El manga de Eiichirō Elegía, que empezó a publicarse en las islas japonesas en Weekly Shōnen Jump, ha vendido cuatrocientos cincuenta y cuatro millones de copias en el mundo entero, transformándose en el manga más vendido de la historia.

Spiderman (trescientos cincuenta millones)

Creado por Stan Lee y Steve Ditko, Spiderman hizo su entrada en los cómics Marvel en mil novecientos sesenta y tres como un superhéroe diferente que debía compatibilizar su vida como hombre araña con sus obligaciones y inconvenientes de adolescente pringado que estudia en el instituto. El éxito del personaje preferido de Stan Lee (conforme sus palabras) se dio desde su lanzamiento y ha pervivido hasta transformarlo en uno de los héroes más populares y queridos de la Casa de las Ideas. Durante todos estos años, Spiderman ha vendido trescientos cincuenta millones de ejemplares.

Peanuts (trescientos millones)

Converses M. Schulz detestaba el nombre Peanuts (Cacahuetes), que su editor le impuso para la entretenida y también ocurrente tira cómica que había creado. Famosa por sus personajes Carlitos Brown y el perro Snoopy, Peanuts se publicó desde mil novecientos cincuenta hasta el año dos mil, cuando su autor murió, y se transformó en una de las tiras cómicas más esenciales de los USA. Su fama lo hizo llegar al resto del planeta y amoldarse a nuevos formatos como series animadas, películas y juegos para videoconsolas. Las historietas de la serie Peanuts han vendido trescientos millones de copias.

X-Men (doscientos setenta millones)

Creada por Jack ‘The King’ Kirby y Stan ‘The Man’ Lee, la Patrulla X (como se llamó en América Latina y España) apareció en mil novecientos sesenta y tres como un equipo nuevo de superhéroes cuya primordial característica era que habían nacido con sus poderes. Los X-Men eran una metáfora del racismo que padecían los afroamericanos en USA y aparecieron en exactamente la misma década en la que se aprobó la Ley  de Derechos Civiles y personajes como Martin Luther King Jr o bien Malcolm X ganaron estrellato. Aparte de infinidad de adaptaciones en TV y cine, los refulgentes pupilos del maestro Xavier han vendido doscientos setenta millones de copias.

Dragon Ball (doscientos cuarenta millones)

Brotó de la psique de Akira Toriyama en mil novecientos ochenta y cuatro y lleva desde ese momento dando guerra y emocionando a sus seguidores merced a sus increíbles riñas de artes marciales y al cariño que tienen a su protagonista, Son Goku. Dragon Ball, entendido como el conjunto de sus sagas y series, ha vendido un total de doscientos cuarenta millones de ejemplares.

Garfield (ciento treinta y cinco millones)

Haragán, rechoncho, malhumardo, fanboy de las lasañas y hater de cada lunes. Desde su primera aparición en mil novecientos setenta y ocho, muchos nos hemos visto identificados con Garfield y su filosofía de vida. Creado por el dibujante estadounidense Jim Davis, brotó tras múltiples rechazos y tras percatarse de que apenas había gatos en las viñetas de la temporada. Las historias rutinarias de Garfield y sus compañeros (el perro Odie y el humano John) vivieron una etapa dorada a fines de los ochenta en la que aparecerían los rasgos antropomórficos propios del minino. Ha vendido ciento treinta y cinco millones de sus historietas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *