La receta segrega del éxito, por Flor de Esgueva

De todo cuanto subsiste al mismo tiempo, de lo que sortea las tendencias y todo lo efímero, de lo que pervive, sabemos que ha alcanzado el éxito. La receta segrega de Flor de Esgueva se ha trasmitido a lo largo de setenta y cinco años de generación en generación de maestros artesanos. En la localidad pucelana de Peñafiel, la casa quesera elige la leche de oveja para realizar sus quesos. De allí son, además, la mayoría de sus trabajadores. Preservan la esencia y las formas. Cada una de sus piezas se aceita y voltea. Todas y cada una se cepillan de forma individual. La paciencia y el esfuerzo abren paso a la excelencia. Pues el hacer las cosas bien, ya lo escribió Antonio Machado, importa más que el hacerlas.

Cerca de una mesa llena del sabor de Flor de Esgueva, 3 artesanas españolas conversaron con Marie Claire sobre los ingredientes precisos para lograr la excelencia. Hallaron las claves que despejan el misterio. En el cuidado, el tiempo y la dedicación radica la receta del éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *