La evolución de los juegos en línea

Ciertos casos más espinosos fue el de Asura’s Wrath en PS3, que para ver el final real del juego debíamos pagar siete dólares/euros. Más últimamente, tenemos el caso de Assassin’s Creed Odyssey, que para poder progresar nuestro personaje a un ritmo aceptable prácticamente nos forzaban a adquirir experiencia desde su tienda utilizando, eso sí, dinero real.

Los DLC poquito a poco fueron dando sitio a un nuevo modelo de negocio en los juegos, los juegos como servicio (GaaS), en los que los estudios crean un juego base para después ir ampliándolo con el tiempo. Ciertas desarrolladoras han dado ejemplo de de qué manera deben crearse estos juegos, como es el caso de Digital Dreams con WarFrame. El juego comenzó como el último intento de una investigación pequeño de sostenerse a flote y se ha transformado en el modelo a proseguirse de de qué forma debe sacarse beneficio esta clase de juegos. Cada poco tiempo, el juego se actualiza con enormes cantidades de contenido gratis, sin costo y solo debes abonar si deseas personalizar tu personaje, tanto sus habilidades como su aspecto. Para sostener su código de buena conducta, llegaron a eliminar un sistema de adquiere de mascotas virtuales que les daba importantes beneficios, mas tenía a sus usuarios demasiado enganchados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *