Juguetes sexuales y salud íntima: lo que has de saber

Cuidados de la zona íntima

Hay una serie de cuidados que toda mujer (sin importar lo más mínimo su edad) debería hacer a fin de que los genitales y la zona íntima generalmente estén siempre y en todo momento protegidas. En verdad, no vale solamente con asistir de forma eventual al ginecólogo o ginecóloga: es esencial sostener citas regulares si tienes una vida sexual activa o si notas molestias. De igual forma, deberías tener en consideración las próximas recomendaciones:

• Sostener la zona genital limpia y seca.
• Eludir las prendas muy apretadas.
• Emplear lencería de algodón. Esto es debido a que las prendas de seda no favorecen la transpiración, lo que puede terminar produciendo irritación.

Autoexploración, la enorme olvidada

Pese a que la mayor parte de las mujeres prosiguen las recomendaciones generales, hay una labor que acostumbramos a esquivar: la autoexploración de la vulva y la vagina. Conforme diferentes estudios, alrededor del sesenta por ciento de las mujeres no se mira los genitales. Este hecho, en la mayor parte de los casos se debe a una cuestión social, puesto que tanto los genitales como el placer femenino ha sido siempre y en todo momento objeto de tabú.

Conocer nuestro cuerpo es esencial para la mejora de la seguridad y la autoestima. Además de esto, es la única forma en la que vas a poder adquirir una visión de tu salud vaginal, apreciando signos de alarma y entendiendo dónde se sitúan ciertos órganos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.