Helicobacter pylori, bacteria puede ocasionar cáncer estómago

Una bacteria que desactiva mecanismos de protección

Helicobacter pylori es una de las causas más habituales de infección crónica provocada por bacterias, afectando a la mitad de la población. En la mayor parte de las personas se puede quitar, mas en el quince-veinte por ciento de los casos puede producir úlceras y cáncer.

Un conjunto de investigación del Centro de salud Charité en Berlín asociado al centro Max Delbrück han publicado en la reputada gaceta Nature Communications un nuevo estudio donde especifican el mecanismo por el que esta bacteria altera las células del estómago.

En el estómago de una persona sana, las células gástricas tienen un mecanismo para prevenir que la incesante renovación de células no produzca cáncer. No obstante, cuando aparece una inflamación ocasionada por la infección de esta bacteria, esta estrategia protectora se desactiva lo que hace que las células del estómago puedan dividirse de forma desmandada y dar sitio a fallos, lo que provoca un mayor peligro de desarrollar cáncer.

En este estudio se emplearon complejos modelos de ratón para estudiar el proceso de gastritis sobre las glándulas gástricas. Los ratones, tras ser inficionados con la bacteria, fueron analizados para valorar el daño de la inflamación crónica en las diferentes células del estómago aparte de efectuar un recuento de las bacterias presentes en el órgano.

Si bien los modelos animales prosiguen siendo un pilar esencial en la investigación de enfermedades, cada vez se incorporan más técnicas opciones alternativas. En este estudio concretamente, emplearon organoides para reducir el número de animales y complementar los resultados.

Los organoides son representaciones en miniatura de órganos, en ocasiones generados desde células humanas de los propios pacientes. Esta clase de ensayos dejan imitar las condiciones de un órgano o tejido de forma artificial, y estudiar el efecto de distintos tratamientos en un ambiente controlado.

En este estudio, los modelos de ratón y organoides gástricos llevaron a los estudiosos a esclarecer la interacción entre Helicobacter pylori y un género de células encargadas del remplazo de otras células del estómago. A lo largo de una infección, una proliferación desmandada da sitio a hiperplasia, una lesión pre-cancerosa caracterizada por un desarrollo anormal de un tejido.

Los mecanismos de interacción descubiertos en este estudio entre la bacteria y las células gástricas abren la puerta a nuevas dianas terapéuticas para la prevención de la aparición de cáncer de estómago. Aun puede dar pistas sobre otros casos en los que una bacteria aumenta el peligro de desarrollar una lesión pre-cancerosa o un microambiente que facilite peligros de padecer otros géneros de cáncer.

Si bien este estudio examina la interacción de una bacteria perjudicial con nuestro organismo, hay otras muchas que son imprescindibles para sostener el equilibrio del tracto digestible y las funciones vitales. Cada estudio ayuda a poner una nueva pieza en el complejo rompecabezas de la microbiota.

Referencias:

Kapalczynska et al. dos mil veintidos. BMP feed-forward loop promotes terminal differentiation in gastric glands and is interrupted by H. pylori-driven inflammation. Nat Commun. doi: 0.1038/s41467-veintidos-veintinueve mil ciento setenta y seis-w

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.