¿Hay que ponerse una tercera dosis de la vacuna contra la covid-diecinueve?

A lo largo del verano hemos tenido una última ola de covid-diecinueve, producida por la variación delta del coronavirus, que es considerablemente más transmisible. Los casos se han dado sobre todo en jóvenes y en no vacunados. Terminamos de estrenar el otoño y la crisis pandémica semeja estar bajo control en España. ¿Descartamos entonces nueva ola?

Covid-diecinueve en Israel

La protección que dan las vacunas semeja perdurar no más de seis meses, tal y como prueban los últimos datos de Israel. Ese país fue el que vacunó con más celeridad a una mayor proporción de su población adulta. No obstante, desde julio ha habido en Israel una enorme ola de nuevos casos de infección por SARS-CoV-dos. Eso sí, la proporción de formas graves ha sido baja. Más esencial todavía, las hospitalizaciones por covid-diecinueve han sido veinte veces menos usuales en aquellos que habían recibido una tercera dosis de la vacuna.

Se ha argumentado que tal vez las vacunas administradas hasta el momento pudiesen ser menos eficientes en frente de la nueva variación delta, que es considerablemente más transmisible y que se ha expandido por todo el planeta desde India. No obstante, semeja que no es el caso y que la eficiencia se sostiene en una gran parte, por lo menos tras haber recibido la 2 dosis.

Entonces, ¿a qué se debe el reciente reaparecer de nuevos casos de infección por SARS-CoV-dos en Israel? Semeja que son múltiples las razones:

  • la llegada de la muy transmisible variación delta;
  • la vuelta al instituto de los pequeños, el único colectivo que no había sido vacunado;
  • las asambleas familiares con ocasión de las fiestas religiosas judías;
  • la práctica masiva y repetida de test diagnósticos en el país, que ha aflorado muchos casos asintomáticos o bien leves;
  • y la razón primordial, que semeja ser la pérdida progresiva de eficiencia de las vacunas administradas a lo largo del primer trimestre del año.

Una experiencia afín a la de la covid-diecinueve en Israel se ha vivido en Islandia, un país de apenas trescientos cincuenta cero habitantes en el círculo polar ártico. Prácticamente todos sus adultos se habían vacunado ya antes del verano. Pese a ello, los nuevos casos fueron en incremento en el mes de agosto tras penetrar la variación delta. No obstante, apenas hubo casos graves y solo ha fallecido un paciente.

Covid-diecinueve en U.S.A.

En contraste, la pandemia está todavía muy activa en ciertos estados sureños de EE. UU., donde la tasa de vacunación es baja, inferior al cincuenta por ciento , y la variación delta se transmite con gran velocidad. A lo largo del año dos mil veinte, más de quinientos mil de norteamericanos murieron por covid-diecinueve. Con respecto a los años anteriores, la mortalidad de dos mil veinte ensayó un aumento del dieciocho por ciento . La infección por SARS-CoV-dos supuso la tercera causa de mortalidad en EE. UU., solo tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

El gobierno de U.S.A. aprobó hace poquitos días la administración de la tercera dosis de la vacuna de Pfizer para 3 conjuntos de población: ancianos, inmunodeprimidos y personal con peligro de alta exposición al coronavirus (sanitarios, educadores, servicios públicos, etcétera). Es previsible que asimismo se aprueben pronto dosis auxiliares para las vacunas de Moderna y Janssen. La justificación de una tercera dosis en ancianos y en inmunodeprimidos es clara: en ellos la contestación inmune a la vacuna es menor o bien desaparece con mayor velocidad.

Más controvertible es la administración de una tercera dosis en el personal con alto peligro de exposición, como sanitarios y educadores. En todo caso, las dosis de recuerdo dan una protección auxiliar. Y, si bien pudiesen ser superfluas en ciertos, van a ser más protectoras para la mayor parte, en especial conforme pasa el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *