Dale un toque alegre y juvenil a la habitación de tus hijos sin un excesivo gasto

Cuando preguntan de qué color pintarás las paredes de la habitación es muy probable que la respuesta se refiera a colores claros. Pero cuando llega el momento de decidir los tonos a utilizar en la habitación de los pequeños, la situación cambia radicalmente.

Pero no te preocupes, en este artículo verás algunas de las más novedosas ideas para hacer de la habitación de tus hijos un sitio acogedor.

Decorando una habitación infantil

Al tratarse de un bebé o un niño pequeño, la decoración puede ser una tarea menos engorrosa. Solo se trata de darle ese estilo que como padres se desea expresar. 

Lo primero que hay que hacer es escoger el mobiliario y a partir de allí los tonos. Una recomendación para ello es entrar en tiendas de muebles online. Aquí no solo podrás obtener ideas, sino que también podrás adquirir los muebles que necesitas.

Si aun viendo ideas por Internet te quedan dudas sobre lo que debes escoger, una idea que seguramente será acertada es usar colores neutros. Olvidarse de los colores tradicionalmente relacionados con el sexo del bebé es la nueva manera de tratar a las habitaciones infantiles.

Tonos como el verde, beige, amarillo y el gris se ha convertido en tendencia durante las últimas temporadas.

Algo que nunca pasará de moda son las decoraciones con un tema. Zoológicos, fantasía marina, selva, animales, espacio exterior y hasta aventuras con aviones. Estos audaces estilos de decoración son siempre una muy buena opción.

Un estilo más juvenil

Cuando se trata de la habitación de un adolescente, la situación se complica un poco más. Y ya a partir de cierta edad, los jóvenes comienzan a demostrar más rasgos de su personalidad y quieren imprimirla de alguna manera en su ámbito más cercano.

Cuando las habitaciones incluyen baños, la situación puede ser incluso un poco más complicada, ya que allí también los adolescentes tienen sus preferencias. En ese caso, lo ideal es buscar la mejor relación de calidad de muebles de baño baratos y darle ese toque especial que estás buscando.

No obstante, la decoración de la habitación de un adolescente no solo tiene que ver con colores. También se debe considerar el aprovechamiento de los espacios. Los jóvenes pasan muchas horas estudiando, por lo que adecuar el espacio para que puedan estar cómodos es crucial en este punto.

Es importante que ofrezcas a tu hijo un espacio que sea agradable, en el cual pueda recibir a sus compañeros y amigos, ya sea para estudiar o divertirse. En esencia, un lugar acogedor que además sea funcional para descansar y relajarse.

Hoy, los espacios en los pisos suelen ser muy reducidos, especialmente en las habitaciones. Por eso, lo mejor es hacer un uso adecuado de cada metro cuadrado y jugar con los tamaños de los muebles. De esta forma, podrán ser ubicados de manera óptima en la habitación.

Los cambios de gustos y de humor son muy comunes durante la adolescencia. Por eso, es importante pensar muy bien los colores con los cuales se pintará la habitación. No es raro que en pocos meses pasen de querer un azul claro a preferir un rojo oscuro. 

En este caso, lo mejor es usar colores neutros como beige, gris o blanco y hacer combinaciones con los muebles.

Decorando con Feng Shui

Armonizar los espacios con este arte oriental es algo que se ha ido haciendo tendencia desde hace algunos años. Así que lograr una habitación juvenil con buenas vibraciones es posible. 

En cuanto a los colores que se pueden usar, las habitaciones juveniles blancas son siempre las mejores opciones ya que este color transmite tranquilidad y armonía.

Los colores neutros en general son perfectos para darle una energía positiva a la habitación. Y ayudan mucho a la iluminación, ya que es otro de los puntos focales para lograr un buen ambiente.

No siempre más es mejor, y en este caso, está más que comprobado. Es esencial evitar exagerar con los muebles o juguetes. Una decoración minimalista, con muebles que sean fáciles de limpiar y ordenar es una idea perfecta para una habitación destinada a adolescentes.

Una visión amplia permitirá escoger correctamente

En cuanto a los complementos como cuadros o cortinas, lo mejor es que hagan combinación con los tonos de la pared. Imágenes que den paz, paisajes tranquilos o tejidos naturales pueden ayudar a que todo se complemente de una manera armoniosa.

Antes de tomar la decisión de decorar o redecorar la habitación de tu hijo, lo primero que debes hacer es eliminar todo el desorden y los elementos innecesarios

Un espacio libre permitirá poder tener una mejor visión de los espacios disponibles para concentrarse mejor y repercutirá en una actitud mucho más apacible. Y es que la decoración influye tanto en el estado de ánimo como en la personalidad de quien la habita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.