Grandes descalabros en la industria de los juegos para videoconsolas

Imagen: iStock Photo.

¿Qué transforma a un juego para videoconsolas en un fenómeno de masas? Como productos culturales y de entretenimiento que son, los juegos para videoconsolas asimismo están expuestos a las críticas de los profesionales y los usuarios que aguardan de ellos algo más que una experiencia agradable. Desde el primer bum que dio la industria y que situó a los juegos como el pasatiempo preferido de millones de personas se han hecho tanto juegazos que no merecen otra cosa que loas a cagadas que no hay por dónde coger.

La incesante actualización que vive la industria y el consumo que se hace de ella hacen que las compañías y desarrolladores estén trabajando continuamente para sacar nuevos productos con los que proseguir alimentando el mercado. Ciertos, como ya hemos comentado, traspasan el estándar y se transforman en obras de arte, narrativas complejas y creaciones cuidadas hasta en el mínimo detalle. Estos títulos acostumbran a ganarse el corazón tanto de la crítica como de los jugadores y se hacen un hueco en la historia como tradicionales de los que se prosigue hablando años tras su lanzamiento.

Otros, al contrario, o no logran atinar con la tecla conveniente o bien se transforman en desastres tan enormes que, incluso lamentando el ahínco que el equipo le va a haber dedicado, no se puede salvar nada de ellos. Como ocurre en el cine o bien en la literatura, los descalabros son parte de la industria y es imposible que algunas veces no haya algún título que nos haga taparnos los ojos o bien llevarnos las manos a la cabeza. Mas como se acostumbra a decir, lo esencial no es que charlen bien ni mal sino charlen. Hay juegos que en su instante resultaron tan espantosos que se han transformado en referentes de un mal trabajo y se acostumbran a mentar con una mezcla de indignación y humor (prácticamente como pasa con los Razzie en el séptimo arte).

Ya fuera por carencia de tiempo o bien ganas, por haber tergiversado los deSeos del público o bien por la fácil razón de que, en ocasiones, las cosas no fluyen, hemos repasado la historia de los juegos para videoconsolas desde los años ochenta para charlar de los descalabros más sonados de la industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *