Géneros de trastornos de la personalidad

En el conjunto B encontramos:

Trastorno de personalidad antisocial

Este trastorno es mucho más habitual en hombres que en mujeres y se identifica por una indiferente indiferencia por los sentimientos del resto. El paciente ignora las reglas y obligaciones sociales, es irritable y violento, actúa impulsivamente, carece de culpa y no aprende de la experiencia. Habitualmente, no tiene contrariedades para localizar relaciones, e inclusive puede parecer superficialmente cautivador, mas estas relaciones acostumbran a ser candentes, turbulentas y de corta duración.

Trastorno narcisista de la personalidad

Los síntomas más habituales del trastorno de personalidad narcisista son: un sentido exorbitante de ña relevancia personal; necesidad incesante de atención y falta de empatía cara el resto. Esta persona puede sentirse superior a todos los otros y, con frecuencia, fantasea con la belleza, el poder, el dinero y el éxito ilimitados. Asimismo puede ser exageradamente sensible a las críticas y al descalabro y probar alteraciones intensas en su estado anímico.

Trastorno histriónico de la personalidad

La mayor parte de las personas gozan de percibir cumplidos o bien comentarios positivos sobre sus acciones mas con este trastorno, las personas se sienten muy incómodas si no son el centro de atención; sienten que deben divertir a el resto y procuran continuamente, o bien sentirse dependiente de la aprobación del resto o bien flirtear y vestirse provocativamente para asegurarse de proseguir siendo el centro de atención.

Trastorno límite de la personalidad

Las personas con trastorno límite de la personalidad se acostumbran a sentir vacías y descuidadas, con independencia del apoyo de la familia o bien comunidad. Pueden tener contrariedades para lidiar con acontecimientos agobiantes y tener capítulos de paranoia. Asimismo tienden a participar en comportamientos de gran peligro y también impetuoso, como tomar en demasía y jugar.

En el conjunto C encontramos:

Trastorno de la personalidad por evitación

Una persona con trastorno de personalidad por evitación evita situaciones sociales y relaciones interpersonales próximas, primordialmente debido al temor al rechazo y al sentimiento de que no es suficientemente buena. Tiene baja autoestima y le cuesta confiar en los demás; puede parecer exageradamente tímida y socialmente inhibida. Podría tener un mayor peligro de abuso de substancias ilegales, trastorno alimenticio o bien depresión.

Trastorno de la personalidad dependiente

Se identifica por tener falta de confianza en sí y una excesiva necesidad de ser atendido. Esta persona precisa mucha ayuda para tomar resoluciones rutinarias y posterga las resoluciones esenciales de la vida al cuidado del resto. Teme mucho el abandono y puede hacer todo lo que resulta posible para asegurar y sostener relaciones. Son personas dependientes y frágiles al abuso y la explotación.

Trastorno de la personalidad obsesivo-apremiante

No es exactamente lo mismo que el trastorno obsesivo-apremiante (TOC). La persona con TOC se da cuenta de sus obsesiones y compulsiones. La persona con trastorno de la personalidad obsesivo-apremiante, no. Pueden esmerarse por lograr la perfección en todos y cada uno de los aspectos de su vida. Sienten que ningún logro es suficiente. Cuando no puede supervisar la situación o bien las cosas cambian a su alrededor, posiblemente se sienta exageradamente deseosa y frágil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.