factores y enfermedades que afectan

¿Qué género de microorganismos hallamos en la cavidad oral?

En este estudio de España publicado en la gaceta científica Biofilms and Microbiomes, asociada a Nature, han tomado muestras de la microbiota oral de mil seiscientos cuarenta y ocho individuos para determinar qué especies de microorganismos presentaban. Después, han intentado localizar relaciones con diferentes aspectos de su modo de vida o enfermedades.

Entre los resultados más relevantes hallamos que la diversidad de especies que habitan en nuestra boca cambia durante nuestra vida. En general, una microbiota poco variada acostumbra a estar asociada a diferentes enfermedades. En el caso de la microbiota oral, semeja que la baja diversidad entre la adolescencia y la vetustez no presenta un inconveniente en sí.

No obstante, lo que sí semeja relevante es el género de microbiota que domina la cavidad bucal, concretamente a lo largo de la vetustez. La presencia de ciertas bacterias pueden alterar el microambiente y dejar que se genere infecciones recurrentes, como la periodontitis.

Si bien hacen falta más estudios para hallar el mecanismo de acción de estas especies de microorganismos y enfermedades asociadas, estas patentizas confirman que una microbiota determinada puede asistir en prevenir ciertas de ellas.

¿De qué forma se adquiere la microbiota oral?

“Somos lo que comemos” es una expresión que se podría aplicar en el contexto de la microbiota oral. En este estudio asimismo ha encontrado que la microbiota oral de compañeros de piso o compañeros de clase tiene un alto grado de semejanza.

La interacción y el contacto estrecho con otras personas a lo largo de largos periodos de tiempo, como puede ser a lo largo de un semestre, deja el traspaso de microorganismos entre las personas.

El alimento es otra fuente esencial de microbiota, ya que ciertos estudios han probado que una dieta basada en comida veloz y ultraprocesada tenía un impacto negativo en la microbiota intestinal.

Aun tener mascotas o nuestros hábitos de día a día, como fumar, pueden alterar nuestra microbiota. Ciertas rutinas son ventajosas al acrecentar la diversidad mas otras pueden resultar perjudiciales pues la reducen o pues dejan el paso a especies bacterianas perjudiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.