Estufas de leña: qué tipos existen y de qué manera seleccionar la mejor

Las estufas de leña modernas son una enorme opción para quienes desean calefaccionar su hogar de forma más afable con el medioambiente. Marchan a través de la combustión de madera seca, considerada una fuente de energía renovable.

Tienen la capacidad de calentar entre veinticinco y cien metros cuadrados, conforme el modelo elegido. El resultado final asimismo depende de factores externos a la estufa, como el aislamiento de la residencia.

¿Qué madera se debe usar?

El desempeño de una estufa de leña depende en buena medida de la madera que se utilice. Se aconseja el roble, puesto que tiene mayor potencial calorífico que otras especies de árboles. Existen algunos modelos de estufa que marchan con pallets.

El tamaño de la leña asimismo influye. Usando leños de importante tamaño y agregando madera de forma ocasional se puede lograr cerca de un cincuenta por ciento de la potencia nominal de la estufa. No obstante, alimentándola habitualmente con ramas y pedazos de madera pequeños es posible superar el setenta por ciento .

¿Qué géneros de estufas de leña existen?

Hoy día hay una gran pluralidad de estufas de leña en el mercado. Pueden clasificarse con arreglo al material con el que fueron fabricadas o bien conforme el proceso de trasferencia de calor que realizan.

Material de fabricación

Teniendo presente el material de fabricación, las estufas de leña pueden ser de hierro derretido o bien acero. Los modelos tradicionales de hierro derretido tienen una apariencia rústica que los hace ver como objetos ornamentales.

Debido a su alta resistencia al calor, garantizan muchos años de vida útil. Aunque tardan en calentarse, al llegar a una buena temperatura emiten un calor incesante que se extiende después de ser apagadas. Su eficacia se traduce en un ahorro notable de comburente.

Por otra parte, las estufas de acero proyectan una imagen moderna y son considerablemente más ligeras. Su estructura ligera deja que los entornos se templen con mayor velocidad y hace que se enfríen en escaso tiempo siendo apagadas.

Como la superficie de las estufas de acero no calienta demasiado, no queman al tacto y son consideradas más seguras para las familias que tienen pequeños pequeños o bien mascotas que circulen por el hogar. Pueden instalarse cerca de otros objetos, si bien siempre y en todo momento es recomendable poner placas protectoras alrededor.

Trasferencia de calor

Con arreglo al sistema de trasferencia de calor pueden ser clasificadas en estufas de convección o bien de radiación. Las estufas de convección emplean la circulación natural del aire para repartir de manera rápida el calor por todo el espacio. Por otra parte, las estufas de radiación están construidas con materiales refractarios que manan calor directo y lo preservan por más tiempo.

Hay una angosta relación entre el material de fabricación y el procedimiento de trasferencia de calor. Las estufas de leña de hierro derretido acostumbran a marchar por radiación y las de acero por convección. No obstante, ciertos modelos nuevos combinan los dos sistemas para conseguir un calor más uniforme y una reducción de las emisiones de gases.

¿Qué se debe tener en consideración en el momento de escoger una estufa de leña?

Al instante de elegir una estufa de leña se deben estimar múltiples aspectos. Primero, su desempeño. Hay que contrastar si la potencia del modelo basta para calentar el entorno donde se marcha a instalar.

Segundo, su tamaño. Las medidas de la estufa han de ser acordes a las dimensiones de la habitación. Se aconseja sostener una distancia de seguridad de cuando menos un metro libre en torno a la estufa de leña.

Tercero, el estilo. El modelo ha de ser compatible con la estética general del entorno. Finalmente, el empleo que se le va a dar. Aunque la mayor parte de las estufas se emplean solamente para calefaccionar el entorno, existen algunos modelos que pueden usarse como horno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *