Estos son los mejores libros de naufragio de la historia

El diez de octubre de mil seiscientos sesenta nació en la ciudad de Londres Daniel Defoe, pseudónimo de Daniel Foe, el reconocido autor de Robinson Crusoe y del menos conocido mas igualmente interesante Diario del año de la Peste. Si bien el día de hoy su título más insigne sea solo reconocido por el nombre propio, el original era algo más largo y también informativo: La vida y las extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe, marinero de York, escritas por él mismo: quien vivió 8 y veinte años solo por completo en una isla inhabitada en la costa de América, cerca de la desembocadura del Gran Río de Oroonoque; habiendo sido lanzado a la costa por un naufragio, donde fallecieron todos y cada uno de los hombres menos . Con un relato de de qué manera fue por último liberado de manera extraña por piratas.

Si bien el público por último se percató de que el libro era un relato falso, Defoe se fundamentó en la historia de Alexander Selkirk, un corsario que atacaba navíos españoles para la corona británica. Según lo que parece, tras una disputa con el capitán del navío, Selkirk demandó que lo dejase en una isla cerca de Chile (bautizada más tarde como Selkirk) pensando que ciertos marineros le acompañarían en el motín… mas absolutamente nadie lo hizo y vivió 4 años totalmente solo en la isla.

El apellido Crusoe, cuenta la historia legendaria, estaría inspirado en Timothy Cruso, compañero de clase de Defoe y autor de guías de viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *