¿Es peligroso tomar mucha proteína como polvos y barras?

El consumo de proteína está en apogeo. Es precisa para nuestro organismo y es que gracias a ella se edifican y sostienen los músculos, los huesos, la piel y otros tejidos. Asimismo tienen un papel esencial en el funcionamiento de ciertas hormonas y enzimas. Además de esto, nos sostienen hartos a lo largo de más tiempo, eludiendo que comamos más y engordemos. Este último punto es uno de los razonamientos que han hecho que su consumo en formato polvo, batidos, lácteos o bien barras enriquecidas se haya disparado estos últimos años. Mas ¿es seguro darle tanta caña a la proteína?

Ciertos médicos se muestran preocupados por no saber qué consecuencias en un largo plazo puede tener un consumo alto de proteínas. «Absolutamente nadie puede decir los efectos en un largo plazo, y eso es lo que me preocupa como médico. Absolutamente nadie puede decir cuáles serán los resultados en el cuerpo de las personas diez o quince años después», afirmó el doctor John Y también. Swartzberg, de la Universidad de California, Berkeley a The New York Times.

Otros especialistas aseveran que el organismo no absorbe las altas ingestas de proteínas como bastantes personas creen. “La gente considera que si se llena de proteínas, va a ser una solución mágica, así sea para perder peso o bien para ponerse en mejor manera y desarrollar músculo, mas eso no está demostrado”, apuntó Jim White, de la Academia de Alimentación y Dietética a The New York Times. «Puedes comer trescientos gramos de proteína al día, mas eso no quiere decir que ganarás más músculo que alguien que ingiera ciento veinte gramos al día», afirmó White. Mientras, «te estás privando de otros macronutrientes que el cuerpo precisa, como los cereales integrales, las grasas y las frutas y verduras».

Por otra parte, semejan existir posibles riesgos de consumir dosis excesivas de proteínas conforme avejentamos. «Uno de las ventajas y preocupaciones de la ingesta alta de proteínas, en especial la proteína animal, es que tiende a hacer que las células se multipliquen más veloz«, afirmó a The New York Times el doctor Walter Willett, de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard. «Eso es bueno en la vida temprana, cuando eres un pequeño en desarrollo. Mas en la edad adulta, este es uno de los procesos esenciales que aumentan el peligro de cáncer”.

Las recomendaciones en el consumo de proteína para no perder masa muscular son que estas representen un quince por ciento del total del consumo diario de macronutrientes, o sea, que al día más o menos sean de 0,8-1 g de proteína por kilogramo de peso. Muchos especialistas priorizan el consumo de proteína que viene de la comida real, no de los suplementos.

Entre los conjuntos que se pueden quedar cortos en la ingesta de proteínas están las adolescentes, que pueden no comer apropiadamente, y las personas mayores, que corren el peligro de perder masa muscular y cuyo hambre acostumbra a reducir con la edad. En verdad, muchos de los primeros suplementos proteínicos que aparecieron en USA se inventaron pensando en las personas mayores y anémicas. Asimismo los atletas profesionales, que adiestran muchas horas al día, precisan acrecentar sensiblemente la ingesta de proteínas, como las mujeres embarazadas o bien en periodo de lactancia. En población general, no es preciso acrecentar la cantidad de proteínas ingeridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *