¿Es la alergia al trigo igual que la intolerancia al gluten?

¿Cuáles son sus síntomas?

Tanto la alergia al trigo como la celiaquía pueden presentar ciertos síntomas comunes, mas la nosología o mecanismos que hay por detrás son muy, muy diferentes. Como el diagnóstico de alergias e intolerancias ha cobrado mucha relevancia en los últimos tiempos, uno de los importantes cambios se ha visto en la gastronomía, ya que se han incorporado códigos en los restaurants para saber qué compuestos contiene cada plato. El código para el trigo y derivados es la letra A, y realmente se refiere a cualquier cereal que contiene gluten, mas esto es un código indispensable asimismo para alérgicos al trigo o a la harina de trigo.

La alergia al trigo provocar síntomas leves o moderados que van desde eccema, asma, dolor abdominal, hasta náuseas y vómitos. Si una persona tiene sensibilidad al trigo, podría presentar cualquiera de estos síntomas si por fallo consumiese un comestible que lo contenga. Por otra parte, tenemos la harina de trigo la que ha pasado por múltiples procesos y como consecuencia, ciertos alérgenos se han perdido, por lo que la alergia a la harina de trigo es aún menos común. No obstante, esta alergia puede resultar considerablemente más peligrosa debido a lo que es conocido como la anafilaxia inducida por ejercicio.

Las personas que padecen de este género de anafilaxis tan extraña, al estar expuestas a la harina de trigo, amontonan el alérgeno en su organismo sin que esto provoque síntoma alguno. El inconveniente se presenta si esta persona efectúa ejercicio, ya que el alérgeno entra en la circulación y se distribuye por el organismo de forma veloz, activando diferentes células del sistema inmunitario por medio de los anticuerpos IgE. Esto provoca una reacción en cadena en el organismo cuyos síntomas pueden resultar mortales: anafilaxia. Si bien esta clase de anafilaxia es poquísimo usual, un adecuado diagnóstico es indispensable. Entonces, una vez diagnosticado con alergia al trigo, es suficiente con eludir todos y cada uno de los comestibles marcados con el código A, ¿cierto?? Puesto que lamento decirte que no siempre y en toda circunstancia es así de fácil, por el hecho de que hay otros muchos productos (aparte de comestibles) que pueden contener trazas de trigo y provocar reacciones alérgicas. Por servirnos de un ejemplo, una investigación en el país nipón halló que un jabón facial (Cha no Shizuku) contenía proteína de trigo hidrolizada y las personas sensibles al trigo tenían reacciones en la piel al emplearlo. Debido a estas reacciones, cada vez existen más control en la fabricación de productos que pueden estar en contacto con nuestra piel para reducir al límite las contaminaciones con alérgenos.

Como ves, puede ser de vital relevancia tener el diagnóstico conveniente frente a una reacción desfavorable a la ingesta de comestibles que poseen trigo o derivados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.