Enfermedad autoinmune y por qué se genera

La relevancia de la auto-tolerancia

A lo largo del desarrollo de los glóbulos blancos, hay un mecanismo para asegurar que haya “variedad” entre estas células, por el hecho de que van a ser las encargadas de advertir amenazas externas. Cuanta más pluralidad exista, más protegido va a estar el organismo contra los diferentes riesgos externos.

Este proceso de producir diversidad en el reconocimiento es afín a lanzar unos dados infinitos, y cada célula generada tiene una tirada concreta que va a poder reconocer. No obstante, entre las probabilidades de los dados, asimismo hay ciertas combinaciones que están presentes en nuestras células.

Entonces, ¿qué sucede si aparece un glóbulo blanco recién creado con la capacidad de reconocer y quitar células propias? Contra esta posibilidad, hay un proceso de selección para identificar y quitar estos glóbulos blancos antes que se distribuyan por el organismo y provoquen una enfermedad.

Este proceso se conoce como “auto-tolerancia” y requiere la coordinación de muchas moléculas y células del sistema inmunitario. Como ya resulta simple de adivinar, si hay un fallo en este proceso, las células capaces de reconocer moléculas propias como peligrosas, van a poder repartirse por el cuerpo y producir enfermedades autoinmunes.

¿Se puede heredar una enfermedad autoinmune?

Si bien los mecanismos precisos aún están a medio solucionar, se sabe que es el resultado de la combinación de múltiples factores. Por una parte, tenemos un componente genético, en el momento en que una variación en un gen da una predisposición a un fallo en los puntos de control.

No obstante, este factor genético puede pasar inadvertido si el resto de componentes lo compensan: factores ambientales y mecanismos de tolerancia natural. En los factores ambientales y mecanismos de tolerancia entrarían infecciones de patógenos, otras enfermedades, dieta variada con microbiota ventajosa, agobio o ansiedad crónica y considerablemente más.

Por ende, una predisposición genética se puede heredar y conforme la gravedad de esa mutación, posiblemente la enfermedad no llegue a desarrollarse o lo haga en menor medida si se diagnostica a tiempo y se toman las medidas precisas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.