¿En qué momento se ideó la bolsa de plástico?

Semeja que llevan toda su vida con nosotros, mas se trata de un invento bastante reciente. Primero debemos viajar hasta mil novecientos treinta y tres cuando se crea por accidente el polietileno en una planta química en Northwich, Inglaterra. Aunque el polietileno se había creado previamente en pequeños lotes, esta fue la primera síntesis del material que era industrialmente práctico, y fue empleado en un inicio en secreto por el ejército británico a lo largo de la Segunda Guerra Mundial.

La bolsa de plástico como tal data de mil novecientos sesenta y cinco. Y es que en la década de mil novecientos sesenta, los plásticos se estaban volviendo poco a poco más populares. El polietileno, que el día de hoy es uno de los plásticos más omnipresentes del planeta, se creó en mil ochocientos noventa y ocho. Mas no fue hasta mil novecientos cincuenta y tres cuando se descubrió la manera de fabricar polietileno de alta densidad, el plástico que se emplea para hacer las frecuentes bolsas de plástico que hemos visto y vemos, todavía, por todas partes.

Una compañía sueca, Celloplast, que había vendido película de celulosa, estaba inventando formas de emplear y vender dicho material. En mil novecientos sesenta, la compañía pidió una patente estadounidense para «cilindros con fines de embalaje», diseñados por un equipo dicha compañía. Su idea era que el cilindro de plástico, aplanado, se podía sellar a intervalos regulares para crear la parte inferior de una bolsa y dejarlo abierto en la parte superior para introducir lo que fuera que necesitara ser embalado. Mas a uno de los miembros del equipo se le ocurrió algo mejor: sellar la parte inferior del cilindro y en el otro extremo, horadar una parte del cilindro de plástico para crear asas. De esta manera, por último, en mil novecientos sesenta y cinco se patentó «la bolsa de plástico».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *